Un grupo de médicos, parte del movimiento Médicos sin Plaza, se han manifestado frente a Palacio Nacional, en el Zócalo de la Ciudad de México. El objetivo: exigir una plaza en hospitales mexicanos. Esto médicos han aprobado el Examen Nacional para Aspirantes a Residencias Medicas (ENARM). Esta prueba los hace acreedores a una plaza para ser residentes.

De acuerdo con las declaración de la doctora Ingrid Guízar Cuellar, miembro de la movilización Más Plazas Médicas Mx, hay aproximadamente 1.000 médicos cuyo curso de especialidad está disponible solamente en el país de Cuba. A ello los médicos refieren que no cuentan con los medios económicos para pagar por los trámites correspondientes, que se elevan hasta los 20.000 pesos mexicanos, cerca de los mil dólares. Esto sin contar boleto de avión que no se incluye en la beca.

La constancia de estos médicos vence en dos semanas, lo cual complica aún más la situación. Por ello, los médicos piden al Gobierno Mexicano que les sean otorgadas plazas en algún estado del país. Además que señalan el excesivo gasto que implica una beca en Cuba.

Necesidad de más especialistas

A nombre del movimiento, la doctora señala que existe una necesidad en los hospitales del país por más médicos especialistas como, por ejemplo, la especialidad de rehabilitación. En estos momentos sería esencial para los pacientes que están recuperándose de las secuelas generadas por la COVID-19, ya que no hay tantos rehabilitadores en el país.

Al menos hay 13 médicos promoviendo un amparo colectivo y se está organizando otro grupo de 42, que exigen se respete la plaza en el país, ya que “estudiar en el extranjero debería ser opcional”.

La Oficina de Atención Ciudadana en Palacio Nacional recibió su pliego petitorio y se comprometieron a dar una respuesta en los próximos días. De no ser así los médicos se verán obligados a declinar sus lugares por la residencia en Cuba para realizar de nuevo el examen, que tiene un costo de 3.000 pesos mexicanos (150 dólares).