Juanjo Sánchez, Palma de Mallorca.- Los facultativos de los servicios de Pediatría y neonatal del Hospital Son Dureta, el centro de referencia de Baleares, han denunciado el gravísimo riesgo que supone en la actualidad la falta de capacidad de las Unidades de Cuidados Intensivos neonatal y Pediatría disponibles, las únicas existentes en la comunidad. Por este motivo, mediante una carta dirigida a la dirección del hospital, los profesionales advierten que se ven obligados a "declinar cualquier responsabilidad médica, ética o legal que se derive de esta situación insostenible".

La situación se agrava ya que, en contra del criterio de los profesionales, en el nuevo hospital Son Llàtzer no se ha puesto en funcionamiento una UCI neonatal, sino tan sólo una Unidad de Atención Médica. Así las cosas, los médicos de Son Dureta alertan de que no pueden asumir, sin previa consulta al neonatólogo de guardia, traslados a la UCI de bebés de otros hospitales. Además, añaden que tampoco es asumible (sin previa consulta) el traslado de cualquier embarazada con probabilidad razonable de parto con recién nacido que precise UCI. Los facultativos denunciantes de la situación no descartan la posibilidad de "notificar esta situación insostenible e irresponsable al juzgado de guardia en caso de producirse algún problema grave en la atención pediátrica".

Precisamente, el gerente de Son Dureta, Luis Carretero, ha confirmado que estos días varios bebés han sido desviados a la península desde Ibiza y desde Menorca a través del servicio de coordinación del 061, al no haber plazas disponibles en la UCI neonatal del hospital de referencia. Carretero ha anunciado, al mismo tiempo que se ha conocido la denuncia de los médicos, que Son Dureta abrirá en breve una unidad de crónicos con ventilación asistida que permitirá ampliar tanto la UCI pediátrica como la neonatal. Las obras de estas nuevas instalaciones comienzan esta misma semana y está previsto que acaben dentro de un mes.

La consejera de Salud de Baleares, Aina Salom, ha achacado al antiguo Insalud las actuales carencias de Son Dureta y ha explicado que ya ha mantenido un encuentro con los médicos firmantes de la carta y que se ha consensuado un protocolo de actuaciones que se llevarán a cabo "para ampliar la capacidad de las UCI neonatal y pediátrica". En cuanto a la posibilidad de abrir una UCI neonatal en Son Llàtzer, Salom ha sido tajante al afirmar que no se abrirá "porque no es el hospital de referencia de la comunidad y así lo han indicado los técnicos".

Sin embargo, la portavoz del PP en temas sanitarios, Ana Castillo, ha mostrado su indignación por el hecho de que "Salom siempre recurra a culpar a los demás, cuando lleva más de un año de competencias". Para Castillo, "es incomprensible que en un hospital puntero en tecnología como Son Llàtzer no se quiera abrir una UCI neonatal, cuando existen los medios".