Medsir investiga con inmunoterapia para reducir el tiempo de hospitalización por neumonía asociada a la COVID-19. Los resultados hasta el momento han sido esperanzadores, como ha indicado la propia compañía tras publicar un análisis interino del ensayo Copérnico. Los resultados han apuntado que la combinación de pembrolizumab y tocilizumab al tratamiento estándar supone “una estrategia segura y eficaz” para los pacientes con neumonía por COVID-19.

El tratamiento con esta combinación ha supuesto una mediana de tiempo hasta el alta hospitalaria de 10 días. La media de los pacientes que solamente han recibido el tratamiento estándar ha sido de 47,5 días.

Los autores del estudio han confiado en que estos datos abran las puertas a nuevas investigaciones con pacientes que tienen COVID-19 severa. El estudio Copérnico se ha realizado con los datos de 12 pacientes de ocho hospitales españoles. Los principales resultados se han presentado en el Congreso Internacional de la Sociedad Europea Respiratoria.

Neumonía asociada a la COVID-19

Los expertos han indicado que el tocilizumab es un fármaco antiinflamatorio, mientras que el pembrolizumab es un agente inmunoactivador. Ambos se emplean en tratamientos oncológicos. Antonio Llombart ha sido uno de los investigadores del estudio. El jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Arnau de Vilanova ha explicado que “este abordaje terapéutico podría ser un recurso clave en el manejo de los casos más críticos de COVID-19. En ocasiones, ni la dexametasona, el remdesivir u otros inmunomoduladores dirigidos tienen un efecto significativo sobre la mortalidad”.

Investigación de Medsir

En los casos más graves de COVID-19, los pacientes progresan a insuficiencia respiratoria hipoxémica. Este proceso está ligado a una respuesta inflamatoria severa, con un rápido aumento de marcadores inflamatorios (IL-6 entre ellos) y una reducción de los niveles y de la funcionalidad de las células T.

Los investigadores de Copérnico han apuntado la posibilidad de que el bloqueo del receptor de IL-6 mediante tocilizumab, combinado con la activación de las células T mediante el agente inmuno-activador pembrolizumab, podría interrumpir esta hiperinflamación restaurando al mismo tiempo la acción del sistema inmune contra el virus.

En el ensayo, un total de 12 pacientes fueron aleatorizados en dos grupos. Todos los pacientes recibieron el tratamiento estándar durante todo el ensayo, pero sólo uno de los grupos recibió, además, la combinación de tocilizumab y pembrolizumab.

Valoración positiva de Medsir

El análisis interino ha demostrado que los pacientes que recibieron tocilizumab y pembrolizumab, además de reducir el tiempo de hospitalización, también presentaron otros resultados positivos. El grupo tratado con la combinación presentó más pacientes dados de alta en menos de 90 días, más altas sin síntomas respiratorios y menos efectos adversos de cualquier tipo.

La compañía ha mostrado su satisfacción con los resultados obtenidos, “a pesar de tratarse de un ensayo de prueba de concepto con un número reducido de pacientes”. “Esta intervención combinada tiene un efecto positivo sustancial en la mejora del estado clínico de los pacientes adultos con neumonía por COVID-19”. Por ello, ha anunciado “la realización de una investigación clínica adicional”.

Pilar Vizcarra, oncóloga de la unidad de enfermedades infecciosas del Hospital Ramón y Cajal, ha sido la primera firmante del estudio. “Los hallazgos de Copérnico deben interpretarse en el contexto de las terapias para la neumonía grave por COVID-19. A pesar de los avances en el programa de vacunación, sigue siendo el mayor desafío debido a la evolución continua del virus hacia nuevas variantes que escapan a la respuesta inmune”, ha dicho.

Al inicio de la pandemia

Por su parte, Javier Cortés, coordinador científico del estudio y director del International Breast Cancer Center, ha hablado del contexto de la investigación. “Iniciamos este ensayo al inicio de la pandemia, cuando las opciones terapéuticas disponibles para los pacientes hospitalizados eran escasas”. El objetivo de Copérnico, según ha explicado, ha sido “introducir un tratamiento eficaz para todos aquellos casos de neumonía grave por COVID-19“.

Medsir ha liderado este proyecto, en colaboración con una plataforma de mecenazgo que recaudó 118.000 €. El proyecto se ha llevado a cabo “gracias a las generosas contribuciones de LucíaBe, Foodspring, IEC Trials, y muchas otras entidades y ciudadanos comprometidos que han hecho posible el desarrollo del estudio”, han dicho desde la compañía.