Investigadoras del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) han descubierto que el análisis inmunológico de muestras de lavados nasales permite conocer el tipo de respuesta inmunitaria desarrollada por el menor afectado de esta enfermedad. Tal y como se publica en un artículo en la revista Frontiers in Immunology, estos datos pueden facilitar la investigación y el desarrollo de posibles soluciones terapéuticas, así como el manejo extra-hospitalario de la bronquiolitis.

Cabe destacar que el líquido de lavado nasal se obtiene fácilmente y de forma no invasiva. Simplemente, tras introducir líquido fisiológico en una fosa nasal y volver a recogerlo por la otra, para su posterior análisis.

Por otra parte, actualmente no hay tratamiento farmacológico específico para la bronquiolitis, y tampoco hay vacunas. Por ello, un objetivo clínico es vigilar los casos leves de infección para intentar prevenir posibles complicaciones.

Respuesta inmunitaria frente a la bronquiolitis

En el estudio, los niños participantes se dividieron en tres grupos según su edad: niños menores de 2 meses; de entre 2 y 4 meses (en ambos casos con un primer episodio de bronquiolitis);  y entre 4 meses y 2 años, estos últimos niños con infecciones respiratorias recurrentes.

Así, se extrajeron varios resultados de la respuesta inmunitaria en las muestras de lavado nasal de los niños con bronquiolitis. En concreto, mostraron concentraciones más altas de inmunoglobulinas (IgM, IgG1, IgG3 IgG4 e IgA), que las muestras de niños controles de la misma edad. También en los tres grupos de niños con bronquiolitis se detectaron niveles elevados de citoquinas proinflamatorias, citoquinas reguladoras y de interferón gamma.

Un hallazgo muy relevante del estudio fue que los lavados nasales de los niños con bronquiolitis contienen células inmunitarias CD45+. Esto marca una diferencia de las muestras de  los controles. Estas células CD45+ eran predominantemente neutrófilos, junto con monocitos y en menor frecuencia linfocitos.

Las investigadoras que han realizado este estudio señalan que, aunque se han realizado muchos estudios previos utilizando muestras de pacientes hospitalizados con bronquiolitis, hace falta profundizar en el conocimiento de la respuesta inmunitaria de los lactantes que padecen bronquiolitis leve/moderada que no requieren hospitalización. También en los que resulta complejo obtener muestras de sangre o de lavados bronco-alveolares.