A nivel mundial, cada año aproximadamente 16 millones de adolescentes entre 15 y 19 años dan a luz y 2 millones de niñas menores de 15 años quedan embarazadas. En el caso de México, 390 mil nacimientos anuales en menores de 19 años lo colocan en el primer lugar de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En las palabras de la Dra. Josefina Lira Plascencia, xx presidenta del Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia (COMEGO), afirma que este panorama se debe a un incremento de la tasa de madres adolescentes por condiciones propias de la pandemia.

Factores del embarazo en adolescentes

El inicio de la vida sexual a edades más tempranas, la falta del uso regular de métodos anticonceptivos o el mal uso de los mismos, así como las limitaciones en su acceso, mismas que se vieron incrementadas durante la pandemia, son grandes factores importantes a considerar en este problema de salud.

Colocan métodos anticonceptivos de acción prolongada como la estrategia para controlar y revertir el embarazo no planificado en adolescentes, ofrece los índices más altos de protección pues su eficacia no se ve afectada por errores en su uso, olvidos o abandono, en relación con otros métodos de uso regular para el control de la fertilidad.

Contribución de la pandemia en aumento de tasa de embarazo en adolescentes

La crisis de salud pública que devino por la pandemia COVID-19, desencadenando una presión nunca vista en los sistemas sanitarios, muchos de los cuales se vieron forzados a desviar los recursos antes dedicados a los servicios de salud reproductiva.

Incluso el organismo de las Naciones Unidas encargado de la salud sexual y reproductiva (UNFPA), publicó nuevos datos que indican que, debido a las interrupciones causadas por COVID-19 en el último año, casi 12 millones de mujeres de 115 países perdieron el acceso a los servicios de planificación familiar, lo que originó en 1.4 millones de embarazos no planeados.

En México los anticonceptivos son de acceso gratuito

En México se ha implementado la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA), que prioriza el acceso a los métodos anticonceptivos reversibles de acción prolongada (ARAP) como una alternativa para ayudar a las mujeres jóvenes a planificar su vida reproductiva.

Prevenir el embarazo adolescente también disminuye los riesgos de parto prematuro para la madre y para el bebé, ya que muchas veces la lactancia no es viable por el desarrollo de la madre adolescente.

Anticonceptivos reversibles ARAP

Entre los métodos ARAP que se encuentran disponibles de manera gratuita en todos los Servicios Amigables de la Secretaría de Salud, destacan el SIU o el DIU o el implante subdérmico que tienen una acción de liberación prolongada de mínimas dosis de levonorgestrel y tienen una eficacia del 99%, comparable con una vasectomía o salpingoclasia.

De acuerdo con la doctora Dra. Mercedes Álvarez, gerente médico de Bayer, estos métodos al igual que el DIU de cobre, se encuentran entre las opciones de primera línea para las mujeres que estén por iniciar o hayan iniciado actividad sexual, pudiendo emplearse en mujeres jóvenes y que aún no han tenido hijos sin repercusiones o problemas de infertilidad en el futuro.

Campaña World Contraceptive Day

El objetivo del Día Mundial de la Anticoncepción (WCD, por sus siglas en inglés), que se celebra el 26 de septiembre, es mejorar el conocimiento de todos los métodos anticonceptivos disponibles y permitir que los jóvenes tomen decisiones informadas sobre su salud sexual y reproductiva, sobre todo en países con desarrollo medio o bajo.

La campaña cuenta con el apoyo de una coalición de 15 organizaciones no gubernamentales (ONG) internacionales, organizaciones gubernamentales, sociedades científicas y médicas interesadas en la salud sexual y reproductiva, y con el patrocinio de Bayer AG.

“La elección anticonceptiva es una decisión importante para la vida de las mujeres”, destacaron las especialistas en el marco del Día Mundial para la Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes, que se conmemorará el 26 de septiembre.