El martes 21 de abril fue anunciada en la conferencia matutina del Gobierno mexicano Federal la Fase III. De acuerdo con el Dr. Hugo López Gatell, esto significa que habrá una progresión acelerada de casos a partir de esta fecha, por lo cual se deben continuar con las recomendaciones de sana distancia y aislamiento social para evitar la saturación del sistema de salud.

A nivel mundial se han reportado 83.006 casos nuevos de SARSCoV-2 y 162.956 defunciones (5.109 nuevas defunciones). Tasa de letalidad global: 6.8%. En los últimos 14 días el número de casos nuevos representa el 47% (1.117.522 casos) del total de casos acumulados.

En la UIES, desde que se habilitó el 800 0044800 para atender el tema de COVID-19, se ha recibido un total de 6.800 llamadas, de las cuales, en las últimas 24 horas se han atendido 49 llamadas. Las llamadas para solicitar información sobre COVID-19 representaron el 99.14% (6.742).

En México, hasta este miércoles, se han confirmado 9.501 casos y 857 defunciones por COVID-19. Las defunciones han llegado a las 857, cuyos estados con mayor número son la Ciudad de México (224), Baja California (100) y Estado de México (71).

Las personas que padezcan enfermedades como: diabetes, hipertensión, obesidad mórbida, insuficiencia renal, lupus, cáncer, enfermedades cardiacas y respiratorias, así como trasplantes, personas adultas mayores a partir de los 60 años cumplidos, personas embarazadas y las que estén a cargo del cuidado de sus hijas e hijos menores de 12 años; deben hacer resguardo familiar en casa.

Deben ser conservadas las recomendaciones de sana distancia, en caso de tener contacto con personas fuera de la familia nuclear, estar cuando menos a 1.5 metros de distancia (de dos a tres veces) el uno del otro, usar protección y cuidado de las personas adultas mayores y continuar con la medida más importante, que es el aislamiento social voluntario de las personas adultas mayores, no saludar de beso, de mano o abrazo y hacer estornudo de etiqueta.