Durante los últimos días se ha tenido sospecha en México de 7 presuntos casos del nuevo coronavirus (2019-nCoV) con síntomas similares a los presentados en otras regiones del mundo. Dos de esos casos ya han sido descartados por medio de los análisis correspondientes en el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) ubicado en la Ciudad de México.

Los casos restantes están siendo analizados, tres de ellos son originarios de Tepatitlán, Jalisco. Se trata de una mujer de 37 años, una niña de 2 años y un hombre de 42 años; dos casos en la Ciudad de México; se trata de dos féminas de 44 y 28 años y el último caso es originario de Morelia, Michoacán, se trata de un masculino de 31 años.

El Vocero Oficial designado por el Gobierno Federal es el Dr. José Luis Alomía Zegarra, director general de Epidemiología, quien será el encargado de manejar las actualizaciones pertinentes ante los nuevos posibles casos, así como los comunicados de la Secretaría de Salud Federal o de los Estados.

En el Estado de Yucatán se registró un caso de coronavirus HKU1, mismo que fue descubierto en 2005 y no tiene relación con la nueva infección originada en Wuhan, que aunque es una variante originaria de China, es mucho menos peligrosa. En este caso también se desconoce la causa del contagio, ya que la paciente estuvo en una de las zonas turísticas más visitadas del país por extranjeros.

En la reunión convocada por la Organización Mundial de la Salud se ha deliberado que no es necesaria una alerta de Salud Pública Internacional. Sin embargo, se pone bajo aviso a la comunidad global para estar preparados. También dejó la puerta abierta para una nueva reunión en los próximos días.

Aunque aún no se ha determinado de manera oficial el origen específico del ahora llamado 2019-nCoV, hay evidencia a partir de un informe publicado por 5 científicos en el Journal of Medical of Virology, que le da impulso a la teoría de que el intermediario pudo ser una serpiente, entre ellas, se tiene especial interés por dos especies endémicas de la zona de Wuhan, sus nombres son Naja Atra y Bulgarus Multicinctus, mismas que eran vendidas en el mercado de Huanan.

Actualmente, se tienen confirmados 17 decesos y 614 casos de infección que se encuentran en las regiones de Taiwán, Corea del Sur, Tailandia, Singapur y Estados Unidos de América. De acuerdo con la información Oficial de la Comisión Nacional de Salud Pública, los fallecidos responden en su mayoría a masculinos mayores de 70 años que presentaban otras comorbilidades. La víctima más joven data de 48 años con un historial de diabetes e infarto cerebral.

En Wuhan los vuelos han sido cancelados, evitando que 11 millones de personas se desplacen a otros países por ser considerado como foco de infección. También, se ha ordenado la cuarentena de otras cuatro ciudades cercanas.