Antonio Morente, Sitges.-El II Congreso Mediterráneo de Medicina de Emergencias de Sitges ha servido de plataforma para que la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) mantenga su ofensiva en busca de conseguir, de una vez por todas, el reconocimiento como especialidad.

Uno de los avances más importantes, en este sentido, ha sido el respaldo conseguido por parte del Ministerio de Defensa, un indicio que parece un primer paso en el largo camino recorrido para lograr este objetivo.

El secretario técnico de SEMES, Jorge López, considera que este apoyo de Defensa es "algo muy importante" no sólo porque se trata de un órgano del Gobierno, sino porque "mucha gente se está decantando en la misma línea". La decisión se ha tomado ante la necesidad expresada por los militares de que "necesitan un cuerpo de expresión para desarrollar académicamente los conocimientos que tienen de Medicina a nivel de catástrofe, que han desarrollado mucho en los últimos diez años por la asistencia en casos de terrorismo".

Como símbolo de este apoyo, el Ministerio de Defensa va a firmar, en el marco de las jornadas de Sitges, un documento de apoyo al reconocimiento de la Medicina de urgencias como una especialidad en España.

A su vez, más de una veintena de Sociedades científicas internacionales van a suscribir un manifiesto para el que se seguirán buscando respaldos entre organismos, colectivos y Sociedades profesionales españolas.