La ministra de Empleo y Sanidad, Fátima Báñez, ha convocado para este martes a los sindicatos más representativos del Sistema Nacional de Salud para abordar la situación del personal interino, a raíz de las recientes sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y de diferentes tribunales españoles. A ella acudirá la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), que ha puesto en marcha una campaña en toda España para combatir la discriminación de este colectivo, con demandas y asesoría al personal afectado. CSIF considera urgente abordar una reforma legislativa del Estatuto de los Trabajadores, el Estatuto Básico de la Función Pública y, en el caso de la Sanidad,  del Estatuto Marco del SNS.

CSIF ha llevado a cabo una ronda de contactos con los grupos parlamentarios que, previsiblemente llevarán a cabo diferentes iniciativas para regular esta situación que, en el caso de la Sanidad afecta a unas 104.000 personas (el 30 por ciento de toda la plantilla), según cálculos del sindicato.

De manera paralela, CSIF considera que se debe establecer una oferta de empleo público acorde a las necesidades de nuestras administraciones públicas y que evite el abuso de la contratación de personal temporal, con seguridad jurídica y garantías para las personas que actualmente ocupan puestos estructurales.  

Las cifras de afiliación a la Seguridad Social de septiembre reflejan, en opinión del sindicato, el abuso de la contratación de interinos y la  precariedad en el empleo de las Administraciones Públicas españolas, con una variación de unos 90.000 puestos de trabajo en los sectores de  Administración Pública, Educación y Sanidad, durante el mes de septiembre.

En el caso concreto de las Actividades Sanitarias y Servicios, con una reducción de 19.604 contratos arrojó la peor cifra registrada en el mes de septiembre de los últimos cuatro años, teniendo en  cuenta además que las comunidades autónomas están comenzando sus campañas contra la gripe.