Moderna ha anunciado la vacunación de los primeros participantes en el estudio de fase ½ de su vacuna cuadrivalente de ARNm contra la gripe estacional.

El objetivo es desarrollar una vacuna respiratoria para la población adulta y anciana. Está pensado que combine gripe estacional, el refuerzo contra la variante COVID-19 y el virus respiratorio sincitial (VRS).

Este estudio evaluará la seguridad, reactogenicidad e inmunogenicidad de diferentes candidatas a la vacuna en 180 adultos sanos a partir de 18 años en Estados Unidos. De este modo, se investigarán diferentes combinaciones de antígenos contra los virus de la gripe estacional.

La vacuna candidata cuadrivalente contra la gripe estacional se centra en las recomendaciones de la OMS, incluidos los linajes A H1N1, H3N2 y la gripe B Yamagata y Victoria. Stéphane Bance, director ejecutivo de Moderna, espera que este estudio sea “un componente importante de nuestras futuras vacunas combinadas”.

Ventajas de las vacunas de ARNm

Las vacunas de ARNm permiten combinar diferentes antígenos para proteger contra múltiples virus. Además, tienen la capacidad de responder rápidamente a la evolución de virus respiratorios, como la gripe estacional, el SARS-CoV-2 y El VRS.

La idea es que las personas puedan recibir una dosis cada otoño para tener una protección de alta eficacia contra estos virus respiratorios problemáticos.

Muertes en el mundo por gripe estacional

Las epidemias de gripe estacional (tipo A y B) varían en severidad caña año. Además, causan enfermedades respiratorias, suponiendo una carga para los sistemas de salud. La OMS calcula que, en el mundo, se producen cada año entre tres y cinco millones de casos graves de gripe.

Hasta la fecha, la COVID-19 ha acabo con la vida de cuatro millones de personas (4.058.122 muertes a 15 de julio de 2021 según el COVID-19 Map Johns Hopkins).

 ¿La vacuna de la gripe produce inmunidad contra la COVID-19?

La vacuna contra la gripe puede proporcionar una protección viral contra la COVID-19, según concluye una nueva investigación que se presenta en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID). El estudio sugiere que la vacuna anual contra la gripe reduce el riesgo de accidente cerebrovascular, sepsis y TVP en pacientes con COVID-19.