Un estudio presentado en el XXIII Congreso Anual de la Academia Europea de Alergología e Inmunología Clínica (EAACI), recientemente celebrado en Ámsterdam, ha demostrado por primera vez que un fármaco antiasmático, montelukast, es capaz de mejorar sensiblemente los síntomas de rinitis alérgica en pacientes que también sufren asma. El estudio ha revelado que con un comprimido al día de montelukast (primer representante de la familia de los antileucotrienos) se disminuyen los síntomas del asma y de la rinitis alérgica durante el día y la noche, mejorando significativamente la calidad de vida de los pacientes.

Se calcula que hasta un 80 por ciento de pacientes con asma pueden padecer también rinitis alérgica, y además se estima que tener rinitis es un factor que predispone a tener asma. La presencia de ambas enfermedades provoca una mayor incidencia de las exacerbaciones de asma, mayor necesidad de hospitalización y de visitas al especialista, así como mayor uso de la terapia de rescate y de corticoides inhalados para controlar la enfermedad, en comparación con los pacientes que sólo tienen asma.

En el estudio participaron cerca de 800 pacientes con asma y síntomas de rinitis alérgica estacional de 52 hospitales europeos y estadounidenses. Los resultados han demostrado que montelukast (fármaco comercializado por MSD con el nombre de Singulair) reduce significativamente los síntomas de la rinitis tanto durante el día como la noche, comparado con placebo.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores han evaluado los siguientes parámetros: congestión nasal, goteo nasal, estornudos y picor nasal, así como la capacidad de montelukast de reducir los síntomas nocturnos como la dificultad para conciliar el sueño y la congestión nasal al despertarse. Además han demostrado una mejoría significativa en la calidad de vida de los pacientes tratados con montelukast en comparación con el grupo de los tratados con placebo.

Además, montelukast, fármaco antiinflamatorio que no contiene corticoides y que se toma en forma de comprimidos una vez al día, demostró un alivio significativo del asma que implicaba una menor necesidad de terapia de rescate con beta 2 agonistas de corta acción (p<0.005), parámetro que se acepta comúnmente como indicador de control eficaz del asma.