En las próximas semanas, con la presencia y la participación de los consejeros de Sanidad de todas las comunidades y la representación de los profesionales sanitarios, se celebrarán por primera vez de la Conferencia Enfermera y la Conferencia Médica. Así lo ha anunciado Dolors Montserrat en el Senado, insistiendo en que con de esta manera “daremos cumplimiento al acuerdo suscrito en el Consejo Interterritorial en junio de 2017 para celebrar las dos conferencias y todos juntos aunaremos esfuerzos para aportar soluciones a corto, medio y largo plazo ante retos tan importantes como el que supone la planificación de los recursos humanos”.

De esta forma, y en respuesta a la interpelación del senador del Grupo Socialista José Martínez Olmos sobre los planes del Gobierno para asegurar una planificación adecuada de las necesidades del personal médico y de enfermería para cubrir las necesidades de la sanidad pública, la ministra ha asegurado que se tomarán “desde el diálogo permanente y la generación continuada de sinergias con los profesionales sanitarios y con las comunidades autónomas”.

13 líneas de trabajo

Igualmente, Montserrat ha explicado ante el pleno del Senado que el Ejecutivo va a poner en marcha 13 líneas de actuación que ha consensuado con las comunidades autónomas para la planificación adecuada de las necesidades de personal médico, como debatirá con la Conferencia Médica y la Conferencia Enfermera.

De este modo ha informado de que apuntado estas líneas de trabajo se han consensuado en el grupo de trabajo creado el pasado mes de noviembre en el marco del Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y se presentarán en el próximo Pleno, así como en el consejo asesor recién creado.

Sobre las mismas, la ministra ha avanzado que pasan por identificar las plazas y las especialidades deficitarias y los puestos que más cuesta cubrir en cada comunidad; incentivar a los especialistas que trabajen en plazas de difícil cobertura o especialidades deficitarias, o mejorar la información que las comunidades autónomas facilitan al Ministerio sobre el número de contratos y plazas que realizan en cada especialidad, así como actualizar los datos de todas las autonomías para desarrollar la oferta pública de empleo de estabilización y realizar un nuevo estudio de necesidades de especialistas.