El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), presidido por la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha acordado modificar el Real Decreto conocido como de Prescripción enfermera para que los profesionales de la Enfermería titulados puedan prescribir medicamentos.

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha dicho que es necesario que este asunto “se matice y se fije con claridad”, de forma que no haya debates en el futuro, aunque ha recordado que esta cuestión ya tuvo amplio consenso en la Comisión de Salud Pública entre todos los dirigentes autonómicos.

En particular, ha anunciado que varias comunidades, entre ellas Castilla y León, han propuesto que se añada un punto al Real Decreto que regulará la prescripción para que los enfermeros puedan realizar la indicación de vacunas, sin estar sujetos a la prescripción médica previa.

Por su parte, el consejero de Sanidad del País Vasco, Jon Darpón, se ha mostrado satisfecho con la modificación del real decreto, pero ha rechazado la creación de un protocolo nacional de prescripción.

Además, ha insistido en la necesidad de volver a la universalidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), precisamente uno de los puntos del orden del día debatidos en el CISNS, y ha recordado que, para ello, es imprescindible derogar el Real Decreto 16/2012. “Tenemos que volver a la universalidad que era la característica que el sistema sanitario ha tenido siempre”, ha dicho.

Durante el transcurso de la reunión, Dolors Montserrat ha anunciado a las comunidades autónomas que el 16 de mayo convocará un pleno monográfico de financiación previo al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

El objetivo de esta reunión va a ser elaborar una serie de propuestas para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS). “El Consejo Interterritorial debe trasladar las necesidades del SNS. Sabemos que el modelo vigente del año 2009 no ha dado suficiente al sistema, que los servicios de salud autonómico no alcanzan el principio de suficiencia y esa debe ser una clave que debemos trasladar a las autoridades de Hacienda”, ha explicado en un receso de la reunión el consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado.

Asimismo, el consejero ha recordado que la Sanidad lleva consigo muchas tecnologías, innovación y medicamentos, lo que conlleva un elevado coste, por lo que hay que tener garantías de que en la evolución temporal del modelo de financiación se tenga en cuenta que habrá nuevos fármacos, procedimientos genéticos, diagnósticos y terapéuticos muy costosos y que deben formar parte del sistema.

Otro de los puntos aprobados durante el CISNS ha sido la nueva titulación de médico especialista en Psiquiatría del Niño y del Adolescente y se está a la espera de que se aprueben las especialidades de Enfermedades Infecciosas y de Urgencias.

Homeopatía

Las comunidades autónomas no gobernadas por el PP han solicitado a la ministra de Sanidad que no se financien los productos homeopáticos y que se deje claro en el etiquetado que no curan.

Así, la consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Carmen Montón, ha recordado que “no tienen evidencia científica detrás”. Además, ha propuesto eliminar del mercado todo aquel que no esté debidamente autorizado y registrado, a través de un plan ágil de retirada.

En esta línea se ha manifestado José María Vergeles , consejero de Sanidad y Políticas Sociales de Extremadura, quien ha advertido de que la homeopatía no ha superado ensayos clínicos que demuestren su eficacia, por lo que considera que no se trata de un medicamento y ha pedido a la Agencia Estatal del Medicamento que sea muy estricta a la hora de denominar los distintos productos. “Clasificar un medicamento como medicamento requiere una serie de procedimientos, realizar ensayos clínicos… mientras no los tenga, no se puede considerar medicamento homeopático ni de ninguna clase”, ha apostillado el consejero extremeño.

Por su parte,  Jon Darpón ha insistido en la importancia de que Sanidad no financie estos productos y que se deje de llamarles medicamentos, algo que también ha señalado el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz.

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, cree que es necesario que este asunto se matice y se fije con claridad, de forma que no haya debates en el futuro. Sobre cuándo llegará esta medida, ha señalado que espera que salga en mayo, después de que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad realice los trámites pertinentes y lo eleve al Consejo de Ministros.