El Informe mundial sobre la brecha de género de 2021 del Foro Económico Mundial recalca que "los mercados laborales siguen mostrando tendencias persistentes hacia la segregación de ocupaciones por motivos de género". De esta forma, las "señales de género" de los empleadores contribuyen a crear entornos y experiencias poco acogedoras para las mujeres que eligen dedicarse a la tecnología.

Para acabar con esa situación, la Fundación Friedrich Naumann por la Libertad ha presentado la plataforma Mediterranean Tech Women Network. El objetivo es terminar con la brecha de género en las carreras relacionadas con la Ciencia, las Tecnologías, Ingeniería y Matemáticas (STEM).

Las propuestas y los retos para conseguirlo los han debatido distintas expertas internacionales, que se han reunido en la presentación para hablar sobre el papel de las mujeres en la tecnología. Todas ellas han hecho hincapié en la necesidad de crear redes, es decir, hacer ‘networking’.

Menos mujeres, pero con un valor fundamental

El Informe científico de la UNESCO de abril de 2021 ‘La carrera contra el tiempo para un desarrollo más inteligente’ cita que las mujeres representan ahora el 33% de todos los investigadores científicos. Sin embargo, en los campos más importantes de la llamada Cuarta Revolución Industrial (Ingeniería, Informática, Física, Matemáticas) —y en los que sigue habiendo escasez de mano de obra cualificada— las mujeres siguen siendo minoría.

Además, han señalado que las empresas emergentes orientadas a las mujeres todavía tienen dificultades para acceder a la financiación adecuada, y solo el 2% de todo el capital de riesgo asegurado se canaliza a las fundadas por mujeres.

"Es importante trabajar juntas. El trabajo en red debería ser una prioridad", ha asegurado Anna Dorangricchia, de la División de Asuntos Sociales y Civiles. Unión por el Mediterráneo. "Las herramientas están ahí, pero hay un problema de acceso a la financiación y a la movilización. Hay que trabajar más en integración, la asociación, el entrenamiento…", ha añadido en la mesa redonda ‘Igualdad y equidad en la tecnología: ¿dónde están las mujeres?’.

En ella también han compartido espacio Rawan Odeh, gerente en Monday.com, y Eva Díaz, CEO de Appogeo Digital. Chiraz Bensemmane, empresaria, fundadora de Pitch World Fast & Coach Tribe y facilitadora del Programa de Liderazgo de Mujeres de Hive, ha moderado el espacio.

En él, Eva Díaz se ha mostrado algo más positiva. "El número de empresas lideradas por mujeres es muy bajo, pero estamos trabajando un montón en nuevas compañías, por ejemplo en blockchain", ha señalado. "Quizá no somos muchas, pero somos importantes".

La educación es clave para la igualdad

Díaz ha incidido en que hay que llamar a la idea de que "la tecnología es la herramienta para generar un nuevo medio ambiente"; que “se puede cambiar el mundo con ella".  Y ese mensaje tiene que llegar a las familias. La moderadora de esta mesa, Chiraz Bensemmane, ha recordado que la tecnología no son solo ordenadores: también está en la salud.

A día de hoy, aún escuchan cómo padres aún piensan que la tecnología es algo de niños. “Hay que explicar que la tecnología es para todos, no una profesión de hombres”, ha recalcado Díaz. También Rawan Odeh ha resaltado la importancia de la educación en la sociedad para llegar a esa igualdad. Para ella, que sabe lo que es ser “la única mujer" en una reunión y, además, de menos de 30 años, es necesario que las decisiones sean inclusivas y que haya oportunidades económicas iguales para todos.

Además, en la presentación han participado David Henneberger, director FNF Madrid, como presentador, y Sana Afouiaz, CEO y fundadora de Womenpreneur Initiative. Ella ha enfatizado en la importancia de crear sinergias entre las mujeres las regiones del Mediterráneo. "El futuro mediterráneo es femenino", ha señalado.

Además, Carme Artigas Brugal, secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, ha hecho presencia en la reunión a través de un vídeo en el que ha afirmado la importancia de colaborar en proyectos de mujeres que inspiren a las nuevas generaciones. Tener referentes es la forma de que cada vez más mujeres se abran paso en el mundo tecnológico.