BARCELONA (EUROPA PRESS)

El Hospital Vall d’Hebron de Barcelona ha informado del nacimiento este lunes por cesárea del primer bebé con microcefalia provocada por el virus zika, un caso que se conoció a principios de mayo y que es el primero de Europa.

Lo han anunciado en rueda de prensa este lunes el secretario de la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPC), Joan Guix; la jefa del Servicio de Obstetricia del Hospital Vall d’Hebron, Elena Carreras, y el jefe del Servicio de Neonatología, Fèlix Castillo.

“Es el primer caso -el primer nacimiento- de Europa con una afectación fetal de este virus”, ha asegurado Castillo, al añadir que el Vall d’Hebron dispone de un grupo de trabajo e investigación sobre zika.

El bebé, que está ingresado en el servicio de neonatología, no ha precisado una reanimación especifica al nacer y su estado clínico es correcto sin apariencia de gravedad: “Tiene un perímetro craneal bajo, lo que confirma los hallazgos realizados durante el embarazo”.

Un bebé con un cráneo normal tiene un perímetro de entre 33,5 y 34 centímetros al nacer, y la microcefalia es “la traducción de un cerebro que no ha crecido”, hecho que implica una vida muy dependiente de cuidadores, aunque la esperanza de vida es difícil de predecir, según Castillo.

A preguntas de los periodistas, ha precisado que una persona que sufre una grave malformación cerebral con un cerebro absolutamente ineficaz puede vivir muchos años, si no tiene dificultades para respirar y se nutre bien, pero si no puede coger infecciones y los riesgos aumentan.