La Asociación para el Estudio de la Medicina Vascular en España (ASEMEVE) ha sido puesta en marcha. Hasta la fecha, España era el único país europeo sin una sociedad científica centrada en el estudio de las enfermedades vasculares en su conjunto.

La nueva asociación tiene como fin promover la investigación, el conocimiento, la educación y la conciencia pública sobre las enfermedades vasculares, y ayudar así a los profesionales sanitarios en su práctica diaria, colaborando en la mejora de la salud y la calidad de vida de los pacientes.

“El conocimiento que la sociedad en general tiene sobre las enfermedades vasculares en nuestro país, su prevención y detección, es muy mejorable. Por ello, creemos que si los profesionales implicados en su diagnóstico y tratamiento trabajamos unidos y mejoramos el conocimiento de la Medicina Vascular, tanto a nivel médico-científico como informativo, podemos ayudar a reducir significativamente el elevado número de personas que las padecen”, explica el doctor Manuel Monreal, presidente de ASEMEVE.

La asociación agrupa, por el momento, a más de 200 especialistas, entre los que se encuentran médicos internistas, cirujanos, neumólogos, médicos de Urgencias, hematólogos y otros expertos.“Contamos con múltiples especialistas para que cada uno aporte su conocimiento y conseguir trasladar al paciente los diferentes avances y conocimientos que se van generando. Esta forma de trabajar es un modelo a seguir para el abordaje de muchas otras patologías”, asegura el doctor Antonio Zapatero, vicepresidente primero de ASEMEVE.

En este sentido, el doctor Manuel Monreal añade: “esperamos ir contando de forma progresiva con el interés de compañeros cardiólogos, neurólogos, nefrólogos, angiólogos, endocrinólogos, médicos de asistencia primaria y de cualquier otra especialidad médica implicada en la Medicina Vascular”.

Patologías cardiovasculares

El infarto de miocardio, la enfermedad vascular cerebral y la embolia pulmonar son las tres principales causas de muerte vascular en España. “Las dos primeras son complicaciones de una enfermedad arterial (la arteriosclerosis) que se gesta a lo largo de años y en la que podemos y debemos incidir mucho antes de que se produzcan lesiones irreparables”, afirma el doctor Manuel Monreal.

Por su parte, en el caso de la prevención de la embolia pulmonar, “se necesita mejorar la identificación precoz de las situaciones que facilitan una trombosis en las venas (cirugía, inmovilización, cáncer, embarazo, anticonceptivos,…) para reducir mejor el riesgo”, incide el experto.