La socialista María Chivite será la tercera mujer en ostentar la presidencia del Gobierno de la Comunidad foral de Navarra. Sustituirá este viernes  en el cargo a la periodista Uxue Barkos, que en la última legislatura lideró el Gobierno del cambio que desbancó a Unión del Pueblo Navarro (UPN), tras décadas en el poder de Navarra. Chivite frustra las esperanzas de Navarra Suma (UPN-PP y C’s) de recuperar el Ejecutivo navarro.

En el preacuerdo programático del PSN, Geroa Bai y Podemos conformarán gobierno con 13 consejerías, de las cuales ocho recaerán en los socialistas navarros, entre ellas, salud, cuatro Geroa Bai y una Podemos, y se recalca que la Sanidad será una de las carteras estrellas del nuevo Ejecutivo.

En Sanidad, las formaciones integrantes del futuro gobierno de “progreso” coinciden en la necesidad de fomentar la Atención Primaria (AP), al tiempo que incrementar la formación de los profesionales. Inciden también en la puesta en marcha de una unidad específica en el Departamento de Derechos Sociales que coordine e integre los diferentes niveles de asistencia sociosanitaria.

Desde Geroa Bai -que hasta ahora su representante Fernando Domínguez ha llevado las riendas de la Sanidad de la comunidad foral- se aboga por aumentar la Estrategia de AP que recoja distintas iniciativas con el fin de reforzar la cartera de servicios que oferten los equipos en cada zona básica. Además, apuestan por ampliar la plantilla en Primaria y garantizar las sustituciones.

Precisamente, este ha sido uno de los caballos de batalla con los que ha tenido que lidiar el consejero Domínguez en la legislatura, ya que el malestar de los facultativos de AP les llevó a convocar varias jornadas de huelga que incidieron, según la Administración sanitaria, en el incremento de las listas de espera.

Sin especificar las medidas salariales

Conscientes del malestar existente entre los facultativos navarros “por la pérdida económica que han venido sufriendo desde el inicio de la crisis”, los partidos políticos se fijan como objetivo las mejoras salariales. Para ello, tienen en mente establecer incentivos para los sanitarios, aunque en el preacuerdo no especifican las mejoras salariales.

La carrera profesional figura igualmente en los programas de PSOE y Podemos, un aspecto largamente demandado por los profesionales del Servicio Navarro de Salud (SNS)/Osasunbidea, “desmotivados por las pocas expectativas laborales, las malas condiciones y la escasez de personal”, según señalan los sindicatos con representación en la mesa sectorial.

En relación a los MIR, los socialistas proponen una formación sanitaria especializada, al tiempo que sostienen que  analizarán la creación y extensión de unidades docentes, no solo en el Complejo Hospitalario de Navarra, como en los centros de Estella y Tafalla, con cambios  programados de los sanitarios que así lo demanden por los tres centros.