El Servicio Navarro de Salud (SNS)-Osasunbidea sigue trabajando en uno de los objetivos que se marcó el consejero de salud del Gobierno del Cambio, Roberto Domínguez: rebajar las listas de espera, tanto en las intervenciones quirúrgicas como en las urgencias, así como “humanizar” la atención sanitaria pública. En definitiva, “poner el centro en las personas y en el trato que reciben en el SNS”.

Para ello el departamento que lidera Domínguez facilitará el tiempo de espera en Urgencias y dotará a los centros de mayor número de habitaciones individuales. Las directrices para la gestión de Osasunbidea son claras: introducir la humanización como valor en toda la organización del sistema de salud.

Para ello, según ha explicado el responsable de la Sanidad de la Comunidad foral de Navarra, se va a mejorar la calidad y la utilidad de la información que se ofrece tanto a los pacientes como a los familiares en todos los servicios, bien personal o bien por medios como Internet o telefonía.

La estrategia de humanización incluye cinco grandes líneas de actuación –cultura de la humanización, calidez del trato, información-comunicación y directrices para la gestión- , y numerosas acciones muchas de ellas ya puestas en práctica en el SNS.

Y es que cada año se producen más de 55.800 ingresos en los centros hospitalarios navarros, con una estancia media de 5,9 días, así como más de 5,4 millones de consultas en Atención Primaria (AP), más de 1,1 millones en Atención Especializada, alrededor de 39.000 intervenciones quirúrgicas y más de 725.000 asistencias en urgencias.

Documento de actuación participativo

Para el consejero Fernando Domínguez, “es preciso una nueva orientación de los servicios sanitarios”, al tiempo que aboga por el “respeto a los valores y la intimidad de las personas atendidas en el SNS-O que se encuentran en momentos de vulnerabilidad pero son titulares de derechos reconocidos”.

El departamento de Salud potenciará la formación en ética, relaciones interpersonales, en técnicas de comunicación, en manejo de conflictos, duelo y malas noticias. Se redactarán también recomendaciones de humanización en ámbitos concretos y acciones al recibir a cada paciente en la consulta o el protocolo al entrar en una habitación.

La Estrategia de Humanización es un documento participativo, abierto a las aportaciones de profesionales, pacientes y ciudadanía en general. Para ello,  se han formado comités en distintas áreas de atención con la intervención de más de 150 personas entre la que se hayan también los usuarios del SNS.

Para llevar a cabo todas estas iniciativas, en 2018 el Gobierno navarro va a invertir  1.059 millones de euros a Sanidad. Esta partida supone 1.648 euros por habitante, 200 euros más por persona que en 2015 y el 27,2 por ciento del presupuesto total.

Las tres áreas que tendrán más inversión son las referidas a la AP y Especializada, listas de espera e investigación; en concreto, la atención primaria dispondrá de 154 millones y la especializada 587. Los gestores del SNS tienen previsto invertir 1,5 millones en la reducción de las listas de espera, mientras que para la investigación la partida destinada será de 4,7 millones de euros, el doble que en el año 2015, ya que la partida aumenta en un 20 por ciento.

Grado de Medicina en la UPNA

Por otro lado, según han indicado a El MÉDICO INTERACTIVO fuentes sanitarias, en los presupuestos para el año que entra figura que el acuerdo plurianual de financiación con la Universidad Pública de Navarra (UPNA) aumentará en 2,5 millones de euros. Una cantidad que tiene en cuenta la puesta en marcha de nuevos grados relacionados con la medicina como son Ingeniería biomédica, Biotecnología y Ciencia de datos.

Una formación, subrayan las mismas fuentes, que son el embrión para la  implantación del grado de Medicina, previsto para el curso académico 2019/20, fecha en la que está prevista se inaugure la 47ª facultad de Medicina de España.

Esta iniciativa educativa se incluye en la plan integral de 2018, con el Plan Estratégico de Formación Profesional, Plan de Coeducación Skolae y Plan de Atención a la Diversidad, los que dispondrán de una inversión extraordinaria de cien mil euros.