Las aguas continúan revueltas en la Sanidad pública de la comunidad foral de Navarra; los médicos continúan molestos por la actitud que mantienen con ellos desde el Departamento de Salud, dirigido por Santos Induráin. Esto ha hecho -tal y como adelantó EL MÉDICO INTERACTIVO- que mayoritariamente los médicos, en sucesivas asambleas, hayan decidido mantener la convocatoria de huelga para la última semana de ese mes de noviembre. Mientras desde la Administración sanitaria sostienen que las medidas que les han propuesto contienen medidas concretas tanto para la Atención Primaria (AP) como la hospitalaria.

Desde el Sindicato Médico de Navarra están analizando en profundidad el “Borrador de Informe sobre retribuciones salariales de los profesionales sanitarios” que les envió Salud. En el estudio preliminar reconocen que han encontrado errores importantes que conducen a sobreestimar las retribuciones de los facultativos navarros.

En este sentido, desde la organización de facultativos navarros explican que se ha incluido como retribución fija la Ayuda familiar solo en Navarra. Es decir, suponen erróneamente que todos los médicos navarros tienen un hijo durante 18 años, mientras que en el resto de España no se contempla este supuesto. (+431,34€).

Critican que en este momento solo Navarra, junto con Galicia y Asturias, mantienen la exclusividad. “Por tanto, comparar retribuciones de unas autonomías con exclusividad y otras sin ella es introducir un sesgo importante”.

Además, censuran que incluyen la carrera profesional cuando, debido a la alta temporalidad entre el personal médico en la Comunidad Foral, este complemento no está universalmente extendido entre todos los facultativos.

Opinan igualmente que, en el borrador que les ha sido entregado, los interinos navarros no tienen acceso al cobro de carrera profesional, mientras que en otras autonomías lo tienen concedido. “En este borrador se ha contabilizado un complemento denominado “Guardias PF” por importe de 1.999,18€. Este complemento no se ha incluido en el resto de comunidades (salvo Euskadi) y corresponde a una retribución por guardias de presencia física que en absoluto afectan a todos los médicos”, subrayan.

En cuanto al concepto de “Capitación y Dispersión” (que afecta a los especialistas de Atención Primaria) sin conocer la metodología y cifra de TISes valorada,  consideran que este dato no es fiable. Desde el SMN  explican que desde Salud han asignado en Navarra una cuantía de 4.238,10€ de media frente a los 1.150€ de los compañeros de Euskadi y no se hace referencia al resto de comunidades que también lo tienen.

En esta línea recuerdan que tanto el estudio de CESM sobre retribuciones, como el del Sindicato Médico de Navarra (referencia utilizada por el Ministerio de Sanidad) concluyen que los facultativos navarros son los peor pagados del país (en algunos supuestos los penúltimos). Resulta un tanto pretencioso ignorar estos estudios.

“A falta de afinar a la baja los resultados de nuestros salarios, es evidente que mientras el resto de estamentos (enfermeras y TCAES navarras) se encuentran entre los mejor pagados del país, los facultativos navarros han sido sistemática e históricamente discriminados”, indican visiblemente molestos.

Como ya adelantó EL MEDICO INTERACTIVO, el Sindicato Médico de Navarra (SMN), aunque continúa ofreciendo una oportunidad al Gobierno de la Comunidad foral, presidido por la socialista María Chivite,  para que tenga voluntad política  y haga un esfuerzo para solucionar sus reivindicaciones y llegar a acuerdos para poder no tener que llegar a la huelga convocada, por la mayoría de los médicos en las asambleas celebradas, desde el 25 al 29 del citado mes.

Medidas concretas para la AP y la hospitalaria

Por su parte, desde Salud de Navarra sostienen que el borrador ofrecido al SM contiene medidas concretas que afectan no solo a la Atención Primaria, sino también a la atención hospitalaria. Subrayan que están dirigidas a reducir la sobrecarga de trabajo y mejorar la situación y las condiciones del personal médico,  de cara siempre a reforzar el servicio y la atención al paciente en un contexto también de déficit general de facultativos”, según ha explicado el Gobierno foral, que ha explicado que el objetivo es “dar una salida al conflicto”.

La oferta incluye una serie de propuestas en cada apartado entre las que destacan una priorización de los puestos de médicos en las OPE, garantizar contratos al 100 por cien y con contratos de al menos un año; revisar la resolución de productividad vigente; facilitar exenciones de guardias en mayores de 55 años, remunerar las tutorías con los MIR (a los que se les ofrecerá una estabilidad para fidelizarlos), analizar un mapa con plazas de difícil cobertura incentivadas, fijar los cupos máximos de TIS en Primaria, aumentar el tiempo de atención al paciente con un mínimo de 10 minutos (y tendentes a 12 minutos), así como una reorganización de la gestión de las agendas con mayor autonomía clínica.

La única coincidencia entre el SMN y Salud es que ambos desean alcanzar un acuerdo para evitar movilizaciones e inestabilidad en el sistema de Salud de la Comunidad foral de Navarra. Consideran que, a pesar de los desacuerdos,  es posible, “pero sobre todo imprescindible” llegar a compromisos antes de fin año.