Redacción, Madrid.-La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), a través de su área de tabaquismo, ha decidido apoyar la directiva europea que propone incluir imágenes de personas enfermas en las cajetillas de tabaco, aunque reconoce que "su entrada en vigor debería estar acompañada del gesto "positivo" de facilitar tratamientos a aquellos fumadores que deseen superar la adicción a la nicotina y se encuentren con dificultades para lograrlo por sí mismos".

Además, la SEPAR, a través del responsable de su área de Tabaquismo, José Ignacio Granda Orive, juzga acertada otra medida como es la de ir elevando el precio del tabaco, "al haberse comprobado que un 10 por ciento del incremento se corresponde con alrededor de otro tanto por ciento en la caída del consumo, y que es un elemento disuasorio de primera magnitud para evitar la extensión del hábito entre los más jóvenes", según argumenta este especialista.

"El fin de todo ello "según apunta el doctor Granda- es la lucha contra la primera causa de muerte evitable, contra el factor determinante de 55.000 fallecimientos anuales en España y contra el responsable directo del 90 por ciento de las enfermedades pulmonares degenerativas y de cánceres de pulmón".

Por último, la SEPAR no niega, en boca de su representante, la dureza de la iniciativa propuesta por la Unión Europea, respecto a la inserción de imágenes de personas enfermas en las cajetillas de tabaco, pero reconoce el grado de eficacia que dicha medida ha mostrado en naciones como Brasil, Canadá y de modo parcial en Polonia.