E.P.- Investigadores del Dartmouth Medical School (EE.UU.) han descubierto una nueva vitamina en una ruta molecular esencial para procesos tan vitales como la regulación genética, el metabolismo y el envejecimiento. Los investigadores han observado, además, que la leche contiene este nutriente.

Su estudio, publicado en la revista Cell, define una nueva ruta metabólica para la nicotinamida adenina dinucleótido (NAD) e indica que los enfoques terapéuticos del cáncer o enfermedades cardiacas pueden depender de las enzimas descubiertas.

NAD es una de las moléculas pequeñas mejor conocidas en la célula, es esencial para la vida en todos los organismos, desde las bacterias hasta los seres humanos, y muy versátil, funcionando como una acompañante que ayuda a las enzimas y como compuesto necesario para la formación de otras. NAD es una coenzima para cientos de enzimas celulares.

La niacina, o vitamina B3, una combinación de precursores de NAD, ácido nicotínico y nicotinamida, que fue descubierta en 1938, previene la pelagra y ayuda a controlar el colesterol. Un tipo de fármacos anticancerígenos, incluida la tiazofurina y ribosida de benzamida se convierte en análogos tóxicos de NAD. Más recientemente, las proteínas dependientes de NAD han demostrado prolongar al vida en sistemas experimentales.

Los autores del presente trabajo, empezaron estudiando una enzima involucrada en la síntesis de NAD, similar a otra enzima implicada en el desarrollo del cáncer. Sus exploraciones revelaron un nuevo giro inesperado.

En levaduras sin enzima, cada ruta biosintética conocida de NAD se cerró, de forma que teóricamente las células morirían, al no haber vitaminas que las mantuvieran vivas. Pero se vio que había otro precursor de NAD, el ribósido nicotinamida, que se cree que es una forma de vitamina de NAD tan solo presente en ciertas bacterias, sirvió como vitamina en la levadura y pudo prevenir la muerte.

Los científicos identificaron los genes y enzimas de la levadura y de los seres humanos que se encargan de la ruta de conversión de esta vitamina y hallaron que se encontraba en la leche. El ribósido nicotinamida puede ser útil para el tratamiento de ciertos trastornos metabólicos, según los investigadores.