Los CDC han publicado un estudio en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los terceros receptores de dosis de Pfizer, que muestra perfiles de efectos secundarios similares a los observados después de la segunda dosis en la serie de vacunación primaria.

El estudio se ha basado en los resultados de 306 participantes de entre 18 y 55 años del ensayo clínico Pfizer que recibieron una tercera dosis de refuerzo del 12 de agosto al 19 de septiembre. Las reacciones locales (74,9%) y sistémicas (69,9%) se informaron con frecuencia durante la semana posterior a una dosis adicional de la vacuna COVID-19, con mayor frecuencia el día después de la vacunación.

Los efectos secundarios más comunes informados fueron dolor en el lugar de la inyección (71,0%), fatiga (56,0%) y dolor de cabeza (43,4%). Aproximadamente el 28,3% de los participantes dijeron que no podían realizar sus actividades diarias normales, con mayor frecuencia el día después de la vacunación.

Los CDC continuarán monitoreando la seguridad de las vacunas, incluida la seguridad de dosis adicionales de la vacuna COVID-19. También proporcionarán datos para guiar las recomendaciones de vacunas y proteger la salud pública.

Dosis refuerzo COVID

Según los CDC deberían recibir la dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer las personas mayores de 65 años y los residentes en instituciones. También las personas de 50 a 64 años con patologías subyacentes.

Igualmente, podrían recibir la dosis de recuerdo las personas de 18 a 49 años con patologías de base según una decisión individualizada de riesgo/beneficio. También los de 18 a 64 con riesgo incrementado de exposición y transmisión de la COVID-19 por profesión o ubicación institucional. Eso sí, teniendo en cuenta una decisión individualizada del riesgo/beneficio.

Todos ellos la recibirán a los seis meses como mínimo desde la segunda dosis.