Suficiente vitamina D, con un nivel en sangre de al menos 30 ng / ml, en pacientes hospitalizados con COVID-19, supone un riesgo significativamente menor de resultados clínicos adversos. Disminuyendo la probabilidad de pérdida del conocimiento, hipoxia y muerte. Además, tenían niveles sanguíneos más bajos de proteína C reactiva y niveles más altos de linfocitos, según publican los investigadores en la revista ‘PLOS ONE‘.

Este estudio proporciona evidencia directa de que la suficiencia de vitamina D puede reducir las complicaciones, incluida la tormenta de citocinas y, en última instancia, la muerte por COVID-19″, explica el autor correspondiente Michael F. Holick, PhD, MD, profesor de medicina, fisiología y biofísica y medicina molecular en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, en Estados Unidos.

Se tomó una muestra de sangre para medir el estado de vitamina D (nivel sérico medido de 25-hidroxivitamina D) de 235 pacientes ingresados en el hospital con COVID-19. Se siguió a los pacientes para determinar los resultados clínicos, incluida la gravedad clínica de la infección, pérdida del conocimiento, dificultad para respirar que provocó hipoxia y muerte.

La sangre también se analizó en busca de un marcador inflamatorio (proteína C reactiva) y de la cantidad de linfocitos. Luego, los investigadores compararon todos estos parámetros en pacientes que tenían deficiencia de vitamina D con aquellos que tenían suficiente vitamina D.

Suficiente Vitamina D previene la entrada de otros virus

En pacientes mayores de 40 años, observaron que aquellos pacientes que tenían suficiente vitamina D tenían un 51,5 por ciento menos de probabilidades de morir a causa de la infección en comparación con los pacientes que eran deficientes o insuficientes, con un nivel en sangre de 25-hidroxivitamina D inferior a 30 ng / mL.

Holick, que recientemente publicó un estudio en el que se determinó que una cantidad suficiente de vitamina D puede reducir el riesgo de contraer el coronavirus en un 54%, cree que el hecho de que la vitamina D sea suficiente ayuda a combatir las consecuencias de estar infectado no sólo con el coronavirus sino también con otros virus que causan enfermedades del tracto respiratorio superior, incluida la gripe.

“Existe una gran preocupación de que la combinación de una infección de gripe y una infección viral coronaria pueda aumentar sustancialmente las hospitalizaciones y la muerte debido a las complicaciones de estas infecciones virales”, prosigue.

Según Holick, este estudio proporciona una estrategia simple y rentable para mejorar la capacidad de luchar contra el virus corona y reducir los resultados clínicos adversos de COVID-19, incluida la necesidad de asistencia respiratoria, una respuesta inmune hiperactiva que conduce a una tormenta de citocinas y la muerte.

“Debido a que la deficiencia e insuficiencia de vitamina D está tan extendida en niños y adultos en los Estados Unidos y en todo el mundo, especialmente en los meses de invierno, es prudente que todos tomen un suplemento  para reducir el riesgo de infección y complicaciones por COVID-19”, recomienda.