"La Inteligencia Artificial (IA) nos servirá para progresar en la Medicina Personalizada de Precisión”. Esta fue una de las conclusiones del seminario ‘Inteligencia Artificial en Salud para profesionales de la comunicación’, organizado por la Fundación Instituto Roche en Madrid.

Porque la IA se ha revelado como una gran aliada en el campo de la salud gracias a su capacidad de procesar tanto grandes cantidades de datos y transformarlos en información, como conjuntos de conocimientos que posibilitarán avances en la prevención, diagnósticos más certeros, ayudas al tratamiento y una atención más personalizada.

Conscientes de que informar sobre IA aplicada a la salud y, sobre todo, distinguir las fronteras que separan sus diversas áreas, sobre todo el llamado Deep Learning (parte del Machine Learning) no siempre es fácil, la Fundación Instituto Roche propició el encuentro con los medios.

inteligencia artificial

Federico Plaza, vicepresidente de la Fundación Instituto Roche.

Destacados especialista en IA nos facilitaron las claves para  reforzar el conocimiento de los profesionales de la comunicación sobre la IA y su aplicación en el área de la salud y poder informar con precisión sobre  “esta disciplina que ha invadido nuestras vidas”, como apuntó Federico Plaza, vicepresidente de la Fundación Instituto Roche.

La IA en salud

A lo largo del seminario, distintos expertos realizaron un recorrido desde lo más básico de la IA a su posible aplicabilidad a los sistemas sanitarios o las cuestiones legales que deben tenerse en cuenta.

Los expertos coincidieron al señalar que la IA en salud debe de tener como aliados a los profesionales, que deben verla como una ayuda y no como un competidor, “nadie está pidiendo que se sustituya al médico”.

Lo que se demanda es que estos sistemas apoyen y mejoren la labor de los especialistas, “porque cada vez tienen un trabajo más complicado. No deberíamos tener miedo a la IA, ya que la estamos aplicando para la resolución de problemas concretos”, sentenciaron.

Una disciplina

La IA es una disciplina dentro de la informática o la ingeniería, cuyo objetivo es el desarrollo de sistemas inteligentes, capaces de aprender y adaptarse, tomando como referencia la inteligencia humana.

Fernando Martín, profesor de Investigación en Salud Digital de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, recordó en su ponencia “Qué es y qué no es la Inteligencia Artificial”, que la Medicina es una disciplina basada en datos.

Fernando Martín sostuvo que no hay que tener miedo a la IA,

Fernando Martín, profesor de Investigación en Salud Digital.

“Históricamente siempre se manejó gran cantidad de información, tanto en investigación como en los diagnósticos y tratamientos. Actualmente, disponemos de herramientas más potentes que nos permiten almacenar y procesar cantidades enormes de información, que ningún ser humano podría”.

Por eso, apostilló Martín, el cúmulo de datos al que se enfrenta el investigador “hace preciso que se apoye en la IA para analizarlos, interpretarlos y que sean útiles”.

Calidad de datos

El catedrático de Inteligencia Artificial de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Víctor Maojo,  en su charla “Aplicaciones de la Inteligencia Artificial en la Asistencia sanitaria”, se refirió a las áreas en las que la IA ya está cambiando su práctica, como en la radiología o la investigación científica.

El experto hizo especial hincapié en la calidad de los datos. Estos deben ser homologables, medibles y fiables. “Se pueden manejar datos de todos los departamentos de los hospitales”.

“Además, el 60% del tiempo de los facultativos se dedica a manejarlos; en la UCI se ve la conjunción múltiple de datos. Y ya hay sistemas que pueden mejorar a los médicos en determinadas tareas”.

Maojo se refirió a la necesidad de disponer de un tipo de profesional nuevo, “porque hay gente que trabaja en IA, pero que no domina la tecnología; se debe evitar a toda costa el robo de datos”, sentenció.

inteligencia artificial

Víctor Maojo, catedrático de Inteligencia Artificial.

El catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid reclamó, de acuerdo con el resto de los especialistas, una mayor profesionalización sanitaria de los expertos que desarrollan sistemas de IA, al tiempo que se mostró convencido de que los facultativos continuarán siendo esenciales en el manejo de los pacientes.

Práctica clínica

Pablo Serrano, director de planificación en el Hospital Universitario 12 de octubre, habló desde su experiencia práctica de la IA como herramienta de la Medicina Personalizada de Precisión.

Relató la experiencia de su centro durante la pandemia y reconoció que la experiencia que habían acumulado durante dos años a la hora de estructurar los datos fue clave para implantar en la primera semana de marzo de 2020 un sistema de registro de datos de pacientes COVID.

Este registro facilitó la elaboración de análisis y toma de decisiones basadas en la variación de los parámetros clínicos de los pacientes más graves. Sin embargo, uno de los problemas con los que se encontraron para su evaluación fue la validación externa.

Pablo Serrano expuso los beneficios de la IA en la práctica clinica en el seminario de la Fundación Instituto Roche

Pablo Serrano, dtor. de Planificación del Hospital 12 de Octubre.

“Ello nos impidió confirmar si realmente la aplicación de la IA mejoró los resultados y la supervivencia de estos pacientes”.

Serrano recalcó que la IA posibilitará que la atención sanitaria sea más proactiva, prediciendo los riesgos de forma que nos anticipemos en la actuación. Del mismo modo, podrá ayudarnos en la actuación sobre la salud en colectivos con mayores necesidades o riesgos.

Retos éticos y legales

Guillermo Lazcoz, investigador contratado en el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER), centró su ponencia ‘Inteligencia Artificial en salud: Retos éticos y legales”.

Alertó de que hay una fase de diseño y desarrollo de los sistemas y luego hay una fase de implementación después de que los sistemas son comercializados. “Numerosas veces constataremos que la normativa de protección de datos no es aplicable en la parte de diseño, porque los datos son anonimizados”, subrayó. “Si el sistema tiene un fin médico concreto se aplicará el reglamento de productos sanitarios”.

Guillermo Lazcoz, investigador del CIBERER expuso los aspectos éticos y legales de la IA

Guillermo Lazcoz, investigador del CIBERER.

Lazcoz apuntó que el primer reto al que hay que enfrentarse será la opacidad de los sistemas algorítmicos; el segundo, los sesgos y posibles resultados discriminatorios que arrojan estos sistemas; y el que pasa más inadvertido: la dificultad de la validación.

“Porque muy pocos sistemas de IA disponen de una validación externa y real que pueda verificar su seguridad y fiabilidad”,  remarcó el investigador de CIBERER-ISCIII.

Formación del personal

Para que estos sistemas estén suficientemente validados, los expertos abogaron por una mayor inversión. “Se están derivando grandes partidas en recursos materiales, pero no se está haciendo el esfuerzo necesario en la formación del personal sanitario”.

Consuelo Martin de Dios presentó a los ponentes

Consuelo Martín de Dios clausuró la jornada sobre IA en salud.

En esta línea, reclamaron el reconocimiento de la especialidad de Informática Médica, que “ya está en marcha en otros países de nuestro entorno”. Asimismo, apostaron por un Plan Nacional de Formación, al tiempo que crear infraestructuras que permitan el desarrollo de proyectos.

En la clausura del encuentro, la directora gerente de la Fundación Instituto Roche, Consuelo Martín de Dios, afirmó que "la Inteligencia Artificial permitirá el desarrollo pleno de la Medicina Personalizada de Precisión y, como consecuencia, un sistema sanitario más sostenible a través de una Medicina más eficiente y personalizada".