Novartis ha anunciado la construcción de una nueva planta de producción biotecnológica de última generación en Singapur con una inversión valorada en más de 500 millones de dólares. La nueva planta se centrará en la elaboración de medicamentos producidos mediante tecnología de cultivo celular. Estará situada en el mismo lugar que el centro de producción farmacéutica con sede en Tuas, Singapur. En el futuro, se espera que Singapur sea para Novartis un centro de excelencia en tecnología tanto en producción biotecnológica como en farmacéutica.

“Esta inversión fortalece aún más nuestra estrategia de establecer centros estratégicos clave a partir de las capacidades tecnológicas. Singapur se verá fortalecida gracias a una nueva planta de última generación para la producción biotecnológica que es un segmento en expansión en nuestra empresa”, afirmó Joseph Jiménez, CEO de Novartis. “Hemos elegido Singapur como centro de abastecimiento estratégico ya que ofrece muchas y variadas ventajas gracias a su sólida presencia en biomedicina a nivel local y al conocimiento, mano de obra cualificada y proximidad a los mercados emergentes asiáticos”.

Esta decisión de inversión subraya la estrategia a largo plazo de Novartis de establecer una red mundial de producción de centros de excelencia tecnológica. El inicio de las obras para la nueva planta está previsto para el primer trimestre de 2013 y se espera que las nuevas instalaciones estén totalmente operativas a finales de 2016.

El centro se diseñará para que opere con flexibilidad de forma que pueda asumir volúmenes a pequeña o gran escala. Se prevé que apoye la producción clínica y comercial de los posibles nuevos productos como anticuerpos monoclonales que se emplean para ayudar a los pacientes con efermedades autoinmunes, respiratorias y oncológicas. La línea de biológicos actualmente supone el 25 por ciento de la línea de investigación en farmacéutica clínica, con tendencia a crecer en el futuro.

Lucentis

Los biológicos son un componente importante de la actual cartera de productos de Novartis en la que se incluye Lucentis (ranibizumab), el único tratamiento contra VEGF autorizado para la degeneración macular asociada a la edad (DMAE húmeda), el deterioro de la visión debido al edema macular diabético (EMD) y el deterioro de la visión debido al edema macular secundario a la oclusión de vena de la retina (OVR).

Lucentis se ha desarrollado en colaboración con Genentech/Roche, que es la titular de los derechos de comercialización del producto en Estados Unidos y alcanzó un nivel de ventas fuera de este país superior a 2.000 millones de dólares estadounidenses en 2012.

Además, Xolair (omalizumab) es el primer anticuerpo anti-IgE de su clase autorizado en más de 90 países para el tratamiento del asma alérgica persistente. Xolair se convirtió en superventas en 2011, cuando el volumen mundial de ventas alcanzó los 1.000 millones de dólares estadounidenses (esto incluye las ventas en Estados Unidos a cargo de Genentech/Roche). Novartis es copromotora de Xolair con Genentech/Roche en EEUU.

Novartis mantiene diversas entidades en Singapur, como el Instituto Novartis para Enfermedades Tropicales (NITD), las sedes Asia-Pacífico de Novartis y dos centros de producción para Alcon, además de una planta de fabricación farmacéutica.