Novartis ha anunciado la autorización en España de siponimod, comercializado como Mayzent. Se trata de la primera opción de tratamiento oral para los pacientes adultos con esclerosis múltiple secundaria progresiva (EMSP) activa. Este medicamento ha resultado eficaz en el retraso de la progresión de la discapacidad. También ha retardado el deterioro de la velocidad de procesamiento cognitivo y la reducción del número de brotes.

Según la compañía farmacéutica, siponimod cuenta con la financiación del Sistema Nacional de Salud. Se dispensará sólo en farmacia hospitalaria con indicación restringida a pacientes adultos con EMSP activa definida por brotes o características de imagen típicas de actividad inflamatoria.

Siponimod pertenece a un grupo de medicamentos denominados moduladores del receptor de la esfingosina 1-fosfato (S1P). Se trata de un tratamiento oral con evidencia demostrada en el retraso de la progresión en una población amplia, diferenciada y representativa de EMSP. La aprobación está basada en el ensayo EXPAND, pivotal de fase III, aletorizado, doble ciego y controlado con placebo.

Autorización de Mayzent

Lupe Martínez, directora médica de Novartis Farmacéutica en España, ha mostrado su satisfacción por la llegada de Mayzent a España. “Supone un hito terapéutico con el potencial real de modificar la vida de las personas con EMSP. Puede proporcionarles una opción de tratamiento ante el avance de la progresión”.

Por su parte, Xavier Montalbán, jefe de Servicio de Neurología-Neuroinmunología del Hospital Universitario Vall d’Hebron, ha comentado que “la capacidad de retraso de la progresión de la discapacidad que ofrece esta nueva terapia permitirá a los pacientes mejorar significativamente su calidad de vida”.

Celia Oreja-Guevara, jefa de la Sección de Neurología del Hospital Universitario Clínico San Carlos, ha indicado que “siponimod es el único tratamiento que posee una acción dual. Por un lado, disminuye la inflamación y, por otro, ofrece el valor adicional de reducir la progresión de la patología. Contar con un fármaco con este mecanismo es muy importante para aquellos pacientes que siguen teniendo brotes y que, al mismo tiempo, están progresando. Otro beneficio de siponimod es que solo se dirige a los receptores S1P1 y S1P5, por lo que tiene muchos menos efectos secundarios que otros tratamientos de la misma clase”.