Cambios en el tratamiento del asma en el adulto, nueva definición de asma intermitente más exigente, un algoritmo específico para el tratamiento del asma grave no controlada, y un apartado específico sobre asma y COVID-19 son algunas de las novedades que presenta la nueva guía Gema 5.0 (versión española) que acaba de presentar la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) con motivo del Día Mundial del Asma.

El nuevo documento supone una ‘renovación profunda’ de la guía Gema para el manejo del asma presentada inicialmente en 2003 y que, a lo largo de los años, se ha convertido en el manual de referencia mundial de esta enfermedad respiratoria que, en nuestro país, afecta al 5% de la población adulta y al 10% de la infantil.

El objetivo principal del tratamiento del asma es alcanzar el control lo antes posible y mantenerlo durante el mayor tiempo posible. Para ello, en Gema 5.0 se mantienen los escalones terapéuticos progresivos que buscan mantener el control de la enfermedad aumentando la intensidad del tratamiento. No obstante, entre los principales cambios que incluye la nueva guía están modificaciones en los escalones 1 y 2 (asma leve) y en los 5 y 6 (asma grave).

Uso de los SABA y LABA

En el asma leve, para evitar el riesgo de sobreutilización, la nueva guía acota el uso de los SABA (los agonistas β2 adrenérgicos de acción corta) a no más de dos veces al mes en pacientes que están asintomáticos entre episodios, con una función pulmonar normal y que no hayan tenido exacerbaciones durante el último año, tal como explicó el doctor Santiago Quirce, de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic), en la presentación oficial de esta última actualización de la Gema 5.0.

“Además, por primera vez aparece en la guía -añade el especialista- la combinación de un corticoide inhalado con un LABA (agonistas β2 adrenérgicos de acción larga) como tratamiento de alivio frente al SABA de forma aislada basado en estudios científicos sólidos (aunque no aparece como tal en la ficha técnica como se recuerda en la propia guía)”.

En lo que respecta al asma grave, la nueva guía trata de despejar cierto solapamiento que había entre los escalones 5 y 6. Para ello, lo que se ha hecho ha sido mantener la combinación de corticoides a dosis altas más LABA como tratamiento de elección y desparecen de este escalón terapéutico los biológicos para pasar a ser exclusivos del 6. En este último escalón se incluyen los biológicos siempre según el fenotipo.

Entre las novedades terapéuticas se incluye la prescripción de inmunoterapia con alérgenos, además de en el asma moderada, en el asma intermitente englobando también el primer escalón terpaéutico.

No a los cigarrillos electrónicos

También en el ámbito del tratamiento, la guía Gema 5.0 mantiene todas las recomendaciones y habilidades básicas que deben tener en cuenta los pacientes para manejar la enfermedad. En este contexto, por primera vez, se pronuncia sobre los vapeadores o cigarrillos electrónicos que desaconseja -incluso- en aquellos pacientes que están en tratamiento de deshabituación tabáquica porque se han asociado a un mayor número de exacerbaciones de asma y a enfermedades pulmonares graves.

Asimismo, incide en el papel que juega la educación del paciente como pilar fundamental en el control del asma, haciendo hincapié en el buen manejo de los inhaladores y en la adhesión terapéutica, así como en la importancia de medir esta última de forma objetiva y continuada por parte de los facultativos.

Entidades participantes

La nueva Gema 5.0 contiene, a partir de una redacción escueta y clara, la catalogación sencilla de la evidencia, propuesta de recomendaciones y profusión de algoritmos y tablas, señala el doctor Vicente Plaza, coordinador del Comité Ejecutivo Gema y director de Formación de SEPAR. Dirigida a profesionales sanitarios, principalmente asistenciales, se ha convertido en un documento eminentemente práctico que cuenta con el mayor consenso posible entre profesionales.

De hecho, este nuevo documento, liderado y coordinado por la SEPAR, ha contado con la participación de 17 sociedades científicas -15 de ellas españolas más una latinoamericana y otra portuguesa-, 110 expertos en asma, y representantes acreditados de 21 sociedades, grupos científicos y asociaciones.

Las sociedades científicas que han participado en la nueva guía Gema 5.0 -además de SEPAR- son: la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (