Investigadores de criptografía y seguridad informática del Departamento de Computación del Cinvestav, Brisbane Ovilla Martínez y Cuauhtémoc Mancillas desarrollaron Applacovid, aplicación que identifica zonas de riesgo dentro de una comunidad cerrada.

También alerta al usuario de un posible contacto con una persona diagnosticada positiva a COVID-19.

Rompe la cadena de contagios por COVID

La aplicación ofrece una solución práctica y eficiente para realizar el rastreo de contactos de manera automática, con el objetivo de romper la cadena de contagios y contener la propagación de la infección.

Cuauhtémoc Mancillas explica que es inevitable la interacción con pacientes asintomáticos portadores de COVID-19, ya sea en el centro de trabajo, escuela, campus universitarios u hospitales.

Por lo que es necesario contar con herramientas tecnológicas que permitan notificar a los usuarios y autoridades de la comunidad de posibles contactos con portadores de COVID.

Todos pueden contribuir

La comunidad en la que se dispone ‘Applacovid’ puede colaborar con el sistema instalando la aplicación y llevando el teléfono en todo momento, ya que a través de mensajes se puede realizar un registro de personas que podrían presentar un riesgo de contagio.

Con esa información, que se sube a la app, se identifican las zonas geográficas con mayor riesgo de contagio y se identifican los casos positivos de COVID, preservando el anonimato y la privacidad de los usuarios.

“No se guardan datos de los usuarios o la ubicación de los dispositivos. Los detalles de las trayectorias se guardan cuando las personas positivas a COVID, de manera voluntaria, se registran en el sistema y se mandan a los servidores”, indica Ovilla Martínez.

Si una persona con la que se tuvo contacto en días recientes es diagnosticada positiva a COVID-19 y se reporta, la app manda una alerta al teléfono, sin revelar la identidad de los usuarios.

Con lo cual, el usuario puede extremar precauciones sanitarias, reducir la interacción con otras personas y vigilar cuidadosamente su estado de salud para identificar posibles síntomas de manera temprana.

‘Applacovid’ ya se instaló en el primer hospital

La aplicación ya fue instalada en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca. La idea es que se incorporen cinco nosocomios más: 20 de Noviembre del ISSSTE; Juárez de México, Civil de Guadalajara, uno de Monterrey y otro de Mérida.

Beneficio social

Los investigadores coinciden al señalar que el éxito de estas aplicaciones depende de la participación de la comunidad, buscando un beneficio social.

Además de mostrar que la tecnología cotidiana se puede usar más allá del entretenimiento, aplicándola en beneficio de la salud de los mexicanos.