Conseguir el control glucémico es uno de los principales objetivos del tratamiento de los pacientes diabéticos. Este propósito está un poco más cerca gracias a la insulina asparta, ya comercializada en España por Novo Nordisk como Fiasp. Esta insulina es de acción más rápida y su perfil farmacológico se aproxima a la respuesta fisiológica de la insulina tras la ingesta de comida en personas sin diabetes. Por tanto, ayuda a mejorar el control de los niveles de glucosa postprandial y el control glucémico general en personas con diabetes tipo 1 y 2.

Según los expertos, controlar los niveles de azúcar en sangre después de la ingesta de alimentos es clave en el tratamiento de las personas con diabetes, una patología que afecta en España a unos seis millones de personas, de las que cerca de 850.000 reciben un tratamiento con insulina, y de ellas, menos del 50 por ciento alcanza el objetivo de control glucémico deseado.

Francisco Javier Ampudia-Blasco, jefe de Sección del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico Universitario de Valencia, ha explicado que Fiasp “representa una nueva generación de insulinas prandiales o de acción más rápida, con una absorción inicial y un pico de acción más precoces que los análogos de insulina de acción rápida actuales, y un mayor efecto hipoglucemiante en los primeros 30 minutos que se extiende hasta las dos horas desde su administración”.

Fiasp contiene insulina asparta, vitamina B3 (niacinamida), que incrementa la velocidad de absorción, y el aminoácido L-arginina, que estabiliza la formulación. La eficacia y el perfil de seguridad ha sido investigado a través del programa Onset de ensayos clínicos en fase IIIa, con la participación de más de 2.100 personas con diabetes tipo 1 y 2. En la actualidad está en desarrollo la fase IIIb, que incluye otros cuatro ensayos más.

La nueva insulina puede optimizar el control metabólico y mejorar la calidad de vida de los pacientes gracias a su acción más rápida y a su mayor flexibilidad, ya que puede administrarse por vía subcutánea justo antes de empezar a comer y con la posibilidad de hacerlo hasta 20 minutos después del inicio de la comida.

Concienciación de los médicos

El Dr. Ampudia-Blasco también ha lamentado que no haya “el suficiente nivel de concienciación sobre el control de la glucemia postprandial entre las personas con diabetes y en muchos profesionales sanitarios. Es habitual que los pacientes se midan la glucemia antes de cada comida, pero no lo hacen después para evaluar el impacto de lo que han ingerido sobre su nivel de azúcar en sangre”. En su opinión, debería comprobarse la forma en que cada alimento, en una cantidad concreta, repercute en los niveles de glucemia postprandial para poder ajustar adecuadamente las dosis de insulina.

En este sentido, Francisco Pajuelo, director médico de Novo Nordisk en España, ha recordado que esta compañía farmacéutica desarrolla una campaña informativa con el aval de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y de la Sociedad Española de Diabetes (SED). La campaña ‘Pongamos sobre la mesa el Control de la Glucemia Postprandial’ está dirigida fundamentalmente al colectivo médico y tiene como finalidad “contribuir a mejorar la información que las personas con diabetes tienen al respecto y poder mantener el diálogo adecuado con sus médicos y educadores en diabetes, que son los que les ayudarán a optimizar el control postprandial”.

En su intervención, Pilar Martín Vaquero, especialista en Endocrinología y directora de la Unidad de Diabetes de la Clínica D-Médical de Madrid, ha comentado que “hacía falta una insulina más rápida para un tipo de pacientes que la necesitan antes de las comidas”. “Controlar mejor la insulina postprandial es controlar mejor al paciente. Esta nueva insulina actúa mucho más rápidamente y supone una mejoría en la calidad de vida de los pacientes”.

Respuesta fisiológica natural de la insulina

En la presentación de Fiasp también ha intervenido Mads W. Ø. Larsen, director general de Novo Nordisk en España, quien ha recordado el compromiso que tiene la compañía con “la búsqueda de soluciones innovadoras que mejoren la calidad de vida de las personas con diabetes”. “Nuestro objetivo es acercarnos lo máximo posible a la respuesta fisiológica natural de la insulina en personas sin diabetes, algo de lo que Fiasp es un buen ejemplo. Se trataba de ofrecer una solución nueva a una necesidad clínica insuficientemente cubierta, el control glucémico a las horas de comer, respecto al cual, en los últimos años, había habido muy poca innovación”, ha añadido.