Novo Nordisk presenta su Fundación para la Diabetes, presidida por Olga Espallardo, quien ha explicado que sus principales objetivos son “promover la investigación y el conocimiento, apoyar su divulgación y defender la salud como un derecho universal”. La Fundación para la Diabetes Novo Nordisk (FDNN) ha publicado también el decálogo ‘El abordaje de la diabetes en la nueva normalidad’, elaborado por su Patronato y su Comité Científico Asesor.

Esteban Jódar, durante la presentación de la Fundación para la Diabetes Novo Nordisk.

Esteban Jódar, patrono de la FDNN.

La pandemia del coronavirus ha supuesto una gran “desconexión presencial del sistema sanitario” que ha favorecido la reducción del contagio, pero ha podido empeorar el control de la diabetes, entre otras patologías crónicas.

Esteban Jódar, patrono de la FDNN, se ha mostrado favorable a potenciar la teleasistencia y ha pedido también la reducción de la burocracia. La generalización de la receta digital y la suspensión temporal de los visados para la prescripción de determinados medicamentos son otras propuestas realizadas por el también jefe de Endocrinología y Nutrición de los Hospitales Quirón Salud Pozuelo, San José y Rúber Juan Bravo de Madrid.

Mercedes Rizo, patrona de la FDNN, durante la presentación de la Fundación para la Diabetes de Novo Nordisk.

Mercedes Rizo, patrona de la FDNN.

En la misma línea se ha manifestado Mercedes Rizo, también patrona de la nueva Fundación, quien ha recordado que “es peligroso” acudir al hospital. Asimismo, la reducción de los costes de la diabetes y la reorganización asistencial en los hospitales han sido otras dos propuestas de esta especialista, profesora de Enfermería de la Universidad de Alicante.

Tanto Esteban Jódar como Mercedes Rizo han incidido en que solo el 15% del gasto público en diabetes corresponde a los fármacos, por lo que en el 85% restante hay un amplio margen de “gestión de costes evitables”.

Reorganización de funciones del profesional sanitario

“Tenemos un rol clave” en la reorganización de funciones del profesional sanitario, ha dicho Esteban Jódar. “Antes de la COVID-19 el mundo ya había cambiado”, ha dicho este especialista en Endocrinología, en referencia a que todo pasa por la pantalla del móvil y se transmite a través de las redes sociales. “Necesitamos métodos de interacción que sean más eficientes, porque tenemos un horroroso problema de adherencia. El 50% de las prescripciones que hacemos no salen de las farmacias o no se las toman los pacientes con enfermedades crónicas. Debemos concienciar a la sociedad, pero, además, el médico debe evitar el rol de ‘faro de Alejandría’ e intentar ser un ‘vendedor de salud’, aunque suene raro”.

Por su parte, Mercedes Rizo ha aludido al lema ‘Avanzando juntos’, de la FDNN, y ha destacado la necesidad de asignar ‘unidades básicas de salud’ en los centros de salud. Cada una de estas unidades debe estar formada por un médico especialista en Atención Primaria y un profesional de Enfermería especializado en Educación en Diabetes.

Decálogo de la Fundación Diabetes de Novo Nordisk

A la vez que Novo Nordisk presenta su Fundación para la Diabetes, también ha publicado el decálogo de la Fundación Diabetes de Novo Nordisk. Dicho informe recoge las siguientes ideas para mejorar el abordaje de los pacientes con esta enfermedad “en la nueva normalidad”, como la ha definido Olga Espallardo.

  1. La pandemia del coronavirus ha conllevado mayoritariamente una desconexión presencial del sistema sanitario.
  2. La teleasistencia ha paliado en parte esta situación, por lo que debería garantizarse su accesibilidad, calidad y confidencialidad.
  3. Administraciones públicas, sociedades científicas y asociaciones de pacientes deberían posicionarse decididamente como los referentes de la información fiable sobre diabetes en el entorno digital.
  4. Evitar la progresión de la enfermedad contribuiría indudablemente a mejorar la salud de los pacientes y a reducir los costes evitables.
  5. El diagnóstico precoz, el control adecuado de la diabetes y la adherencia al tratamiento son claves para minimizar riesgos.
  6. En los centros de salud es necesario asignar al menos una unidad básica a la atención de los pacientes con diabetes.
  7. Los centros de salud deben implicarse todavía más en el abordaje de la diabetes, sobre todo la de tipo 2.
  8. Reducir la burocracia supondría un aumento de la eficacia y de la eficiencia del sistema sanitario.
  9. El ejercicio físico y la dieta sana son dos de los pilares de la prevención y el control de la diabetes tipo 2.
  10. Los profesionales sanitarios implicados en el abordaje de la diabetes deberían reportar a las Administraciones Públicas y a las sociedades científicas posibles incrementos de diagnósticos. En este sentido, sería útil un registro nacional y actualizable sobre la incidencia de la diabetes.