Nordisk acaba de presentar Victoza (liraglutida), un nuevo tratamiento para el manejo de la diabetes tipo 2. Se trata de un análogo del GLP-1 con una similitud del 97 por ciento respecto al humano que ha demostrado eficacia en el control de la glucemia, mejorando también otros factores de riesgo cardiovascular al contribuir a la reducción del peso y de la presión sistólica. Además, mejora la funcionalidad de las células beta del páncreas, tal y como se ha puesto de manifiesto en su presentación, retardando la apoptosis. El nuevo fármaco se administra por vía subcutánea una vez al día, independientemente de las comidas y no precisa de controles glucémicos para ajustar la dosis.

Para la Dra. Susana Monereo, jefe de la Sección de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Getafe, el lanzamiento de Victoza va a permitir a los clínicos disponer de una nueva herramienta para tratar a los diabéticos, sobre todo a aquellos que además son obesos. En su opinión se trata de “un aporte novedoso y muy importante al tratamiento de la diabetes que probablemente nos hará cambiar los protocolos de uso de los fármacos en estos pacientes”.

Por su parte, Francisco Pajuelo, director médico de Novo Nordisk,  ha explicado el desarrollo clínico, en el que se han incluido más de 5.000 pacientes de todos los estados evolutivos de la diabetes y usando como comparadores todas las alternativas terapéuticas. Respecto a las condiciones de uso, ha señalado que en España ha sido aprobado en terapia combinada para pacientes que están en monoterapia con metformina o sulfonilureas, o que estén en doble terapia con la combinación de metformina y sulfonilureas, o metformina y una tiazolidinedona siempre que el control glucémico no sea el adecuado. En cuanto a la combinación con insulina, ya se han realizado ensayos clínicos y se espera tener en breve una indicación que permita su uso. También se han llevado a cabo ensayos clínicos con resultados positivos de uso en monoterapia, aunque éste no está aprobado en España, según ha apuntado el Dr. Pajuelo.