“Esperamos la vacuna española para 2022”, reconoció el virólogo Luis Enjuanes, profesor del CSIC, en el seminario organizado por la  Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial (FFOMC). Asimismo, fue contundente al señalar que “las vacunas ofrecen resultado cuando se dan dos dosis, no con una como está proponiendo el Reino Unido”.

El profesor de Investigación (CSIC) y director del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología (CNB), que lidera el proyecto de vacuna pionero en España contra el SARS-CoV-2, consideró también que no estará lista hasta finales del año próximo.

“Ahora entramos en colaboración con empresas extranjeras y nacionales que nos darán fuertes impulsos”, dijo el especialista con más de 35 de experiencia investigando en coronavirus. Pero, insistió, “esperamos la vacuna para finales de 2022”.

Enjuanes, considerado como uno de los científicos de referencia en este campo, insistió en la necesidad de que toda la población se vacune para que ella se inmunice, pero al mismo tiempo no contagien a otras personas el virus. Aunque también es consciente que “la única vacuna que logrará esto será la que trabajan en su laboratorio”.

El científico se refirió a las que disponemos: La de Moderna o la de Pfizer están basadas en una molécula de ARN que codifica la proteína que induce anticuerpos neutralizantes; la de AstraZeneca está asentada en un adenovirus atenuado.

El virólogo lidera la vacuna española.

Enjuanes es un científico de referencia en el estudio de los coronavirus.

Ventajas y desventajas

“Cada una tiene ventajas y desventajas. Igualmente se están trabajando en otras que inducen inmunidad esterilizante, que serían más eficaces que las ya aprobadas”.

A su juicio, las actuales, no tienen una inmunización completa, pero son muy importantes porque la persona vacunada no padecerá la enfermedad; serán asintomáticos y, por supuesto, no morirán de COVID-19.

La vacuna que desarrolla este científico en su laboratorio está derivada del propio SARS-CoV-2. Han hecho un sistema de genética reserva que les permite diseminar los genes del virus uno a uno.

Según los trabajos previos que han llevado a cabo, les permite conocer qué genes se pueden eliminar y cuales no. Así, sabiendo cuáles son estos genes y eliminándolos han desarrollado un virus atenuado que no se puede propagar.

Esto lo hace muy seguro como un vector para una vacuna porque no se puede revertir a virulento y el hecho de que la eliminación de otros genes lo haya atenuado hace que sea seguro porque ninguna mutación lo haría virulento.

Además, el profesor y su equipo están convencidos de que este replicón de RNA hace que sea muy interesante para una vacuna. En ratones han logrado una inmunidad total.

Dos versiones de la vacuna

El virus es neutralizado en la puerta de entrada que son las fosas nasales. Precisamente, eso no ocurre con ninguna de las tres vacunas que hay ahora.

Según Enjuanes, se necesita inmunidad en las vías respiratorias porque es donde ataca el virus y el resto de las vacunas no es así. “Estamos preparando dos versiones de la vacuna, la intranasal e intramuscular”.

De este modo, añadió, veremos cuál es más segura y eficaz, aunque el científico se decanta por la intranasal. Asimismo subrayó que es importantísimo que el 70% de la población se inmunice, porque así el virus se extinguirá.

Las personas que son contrarias a vacunarse no solo se ponen en riesgo ellas mismas, sino también a sus familiares más cercanos. “Vacunarse es lo mejor que pueden hacer”, incidió.

Porque no hay ningún medio científico en el mundo que ponga en tela de juicio lo positivo del uso de estas vacunas. De hecho, no hay más que ver el grado de protección que supone vacunarse de la polio, ya desaparecida, o de la viruela.

Cardona afirma que hay que vigilar los cambios del virus en un encuentro de la OMC

El especialista en Microbiología Joan Cardona Iglesias.

Vigilar los cambios del virus

El SARS-CoV-2 ante la inmunización activa universal fue abordado por el doctor Pere Joan Cardona Iglesias, quien abogó porque se estudien las mutaciones de la COVID-19 ante la posibilidad de que los antídotos actuales “no sirvan” a partir de cierto tiempo.

Este médico especialista en Microbiología y Parasitología, microbiólogo del Hospital Germans Trias, Badalona, insistió en que “existe la posibilidad de que las vacunas que estamos usando dejen de ser efectivas. Por eso hay que vigilar cómo va cambiando el virus”.

El programa español de Vacunación COVID-19; eficacia y equidad fue explicado por la especialista Pilar Aparicio Azcárraga. Para la Directora General de Salud Pública, Calidad e Innovación y exdirectora de la Escuela Nacional de Sanidad (ENS) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), el objetivo de Salud Pública para la campaña es reducir la morbilidad y la mortalidad por el virus.

“Se ha priorizado el marco ético para la igualad en dignidad y derechos a la hora de vacunar a la población a través de la logística, distribución, administración, comunicación, seguimiento y evaluación de los casos”, subrayó. Hasta el momento explicó que se han distribuido 1.139.400 dosis de vacunas y se han administrado 676.186.

“Miedo a no tener la vacuna”

Sobre las dudas e incertidumbres que se están generando en torno a la pandemia, José Luis Barranco Quintana, en sustitución de María Inmaculada Salcedo Leal, jefa del servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Universitario Reina Sofía, Córdoba, reconoció que no hay que tener miedo a la vacuna, sino a no tenerla, a no disponer de este instrumento”.

Según Barranco, la campaña es una oportunidad para los grupos de riesgo. “Cambian las circunstancias del transporte de las mismas; las fechas, las informaciones son confusas. Por ello, surgen dudas y crean preocupación, miedos. Sin embargo, hay que dejar a un lado los miedos y vacunarse”, sentenció.