Más de 19 millones de personas en España padecen alguna enfermedad crónica. Sin embargo, se estima que cerca del 50 por ciento de estos pacientes no tienen una buena adhesión terapéutica a los tratamientos prescritos.

"A día de hoy, nuestro gran caballo de batalla es la mala adhesión terapéutica", ha reconocido Vicente Plaza, neumólogo del Hospital Santa Creu i Sant Pau Barcelona. Lo ha hecho en el encuentro digital ‘La adhesión terapéutica, un reto multidisciplinar‘, que ha organizado Europa Press bajo el patrocinio de Chiesi.

Distintos profesionales sanitarios han abordado los problemas derivados de esta mala adhesión terapéutica, las herramientas para medirla o las posibles soluciones.

¿Qué influye en la mala adhesión?

Los ponentes también han hablado acerca de qué hace que el paciente pueda tener una mala adhesión terapéutica. Según los expertos, son varios los factores que incluyen en esto.

Por ejemplo, hay factores que pueden estar relacionados con el propio paciente, como la edad o el nivel sociocultural, tal y como ha señalado Diego Murillo, médico de Familia. El grupo es muy heterogéneo. En Neumología, Plaza ha señalado que pueden tener problemas con los inhaladores. Aunque en principio son fáciles de utilizar, "requieren cierta implicación y aprendizaje del paciente. Si no les han enseñado a utilizarlos, difícilmente lo harán bien", ha indicado.

Eduardo Melini, nefrólogo en el Hospital de Bellvitge, ha indicado que en caso del trasplante renal, los pacientes cuentan con otras comorbilidades, como la hipertensión o la diabetes. "Llegan a tener regímenes de muchas tomas de pastillas diarias y esto puede dificultar un poco la manera de hacerlo bien", ha señalado.  Gema Ariceta, nefróloga pediátrica, también ha incidido en los problemas de adhesión en la etapa infantil o adolescente. A estas edades pueden tener problemas para recordar cuándo deben tomar la medicación, sobre todo si están en horario escolar sin nadie pendiente. También pueden tener miedo al rechazo social.

Cómo controlar si se sigue la medicación

En otras ocasiones, puede ocurrir que los pacientes no quieran tomar la medicación por temor a sus efectos secundarios o por no querer estar de alguna manera condicionados. En estos casos, es fácil saber que no están siguiendo su tratamiento. En otros, hay que buscar fórmulas para medir la adherencia.

En este sentido, Plaza ha hablado de cómo en Neumología utilizan el Test de Adhesión de Inhaladores (TAI). En pacientes con trasplante, el hecho de tener que vigilar tanto las dosis de los inmunosupresores hace que los profesionales puedan controlar mejor esta adherencia. Para otras enfermedades, también se utilizan cuestionarios.

"Cuando en Medicina hay muchas cosas para algo se dice que es que nada funciona para todo el mundo. En adherencia igual. Tenemos muchas herramientas pero ninguna es perfecta para todos. Valorar si un paciente es adherente o no es algo muy complejo", ha señalado por su parte Murillo.

Cuáles son los retos del futuro

De cara al futuro, "debemos tener o ser capaces de colaborar de forma proactiva para crear equipos dentro de los centros que promuevan qué estrategias se adaptan mejor a ese entorno o población de pacientes para mejorar la adhesión terapéutica", ha asegurado Mar Gomis, farmacéutica hospitalaria del Hospital Santa Creu i Sant Pau Barcelona.

El farmacólogo clínico Joan Antoni Vallès, del Institut Català de la Salut, también ha señalado como reto para la mejora de la adhesión el tener más información, tiempo y recursos. Es la forma, ha dicho, de poder dialogar con el paciente, conocer cuál es su opinión y resolver los problemas.

Así mismo, el alergólogo del Hospital Ramón y Cajal Darío Antolín ha apostado por contar con equipos multidisciplinarios para un abordaje integral del paciente y una mejor adaptación y adhesión al tratamiento, tan importante para el control de las enfermedades.