La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat ha encabezado la delegación española en la 70ª Asamblea Mundial de la Salud que tiene lugar en Ginebra. En este marco internacional, la ministra ha asegurado que "España quiere jugar un papel protagonista en la construcción de una sociedad más sana". Ha puesto en valor la estrecha colaboración del Sistema Nacional de Salud con otros países, por ejemplo en formación sanitaria, en trasplantes o diseñando iniciativas como el Equipo Español de Emergencias Humanitarias Internacionales (Equipo START). "Nuestro  Sistema Nacional de Salud es un espejo en el que muchos países de todo el mundo se miran para mejorar", ha dicho la ministra.

Dolors Montserrat ha insistido en su discurso en la necesidad de "unir nuestros esfuerzos en combatir todos aquellos aspectos que afectan a la salud de nuestros ciudadanos, ya que es imprescindible que trabajemos de forma coordinada para ser más eficaces". Ha señalado así la importancia de la coordinación y transparencia entre los Estados, siendo capaces de actuar juntos de manera rápida y eficaz puesto que "si compartimos retos y queremos trabajar de formar coordinada es vital la transparencia".

Asimismo, la ministra ha recordado que en esta nueva etapa, la que se abre con la elección en esta cumbre de la nueva dirección de la OMS, "debemos dar una mirada global a los problemas que enfrentamos, desde la falta de acceso al agua potable y de alimentación que podemos encontrar en países en vías de desarrollo, hasta el reto que supone dar un mejor abordaje a las enfermedades crónicas y propias del envejecimiento progresivo que acontece actualmente en países occidentales como España".