Una investigación del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, brinda una nueva esperanza de recuperación de enfermedades neurológicas degenerativas, como la ELA y la esclerosis múltiple, así como del daño causado por lesiones traumáticas del cerebro y la columna y derrames cerebrales, al descubrir un nuevo tipo de célula inmunitaria que no solo rescata de la muerte a las células nerviosas dañadas, sino que revierte parcialmente el daño de las fibras.

Según publican en la revista ‘Nature Immunology’, utilizando un modelo experimental, los investigadores del estado de Ohio y la Universidad de Michigan también han identificado una línea de células inmunitarias humanas, con características similares, que promueve la reparación del sistema nervioso.

Este subconjunto de células inmunitarias secreta factores de crecimiento que mejoran la supervivencia de las células nerviosas después de una lesión traumática en el sistema nervioso central. Estimula las fibras nerviosas cortadas para que vuelvan a crecer en el sistema nervioso central, lo cual no tiene precedentes”, explica el doctor Benjamin Segal, profesor y presidente del Departamento de Neurología de la Facultad de Medicina del Estado de Ohio y codirector del Instituto Neurológico del Centro Médico Wexner del Estado de Ohio.

“En el futuro, esta línea de investigación podría conducir finalmente al desarrollo de nuevas terapias basadas en células que restauran las funciones neurológicas perdidas en una serie de enfermedades”, añade.

Granulocitos

La célula descubierta por estos investigadores es un granulocito, un tipo de glóbulo blanco que tiene pequeños gránulos. Los granulocitos más comunes, los neutrófilos, normalmente ayudan al cuerpo a combatir las infecciones.

El tipo de célula único se asemeja a un neutrófilo inmaduro pero se distingue por poseer propiedades neuroprotectoras y neuroregenerativas. Impulsa el recrecimiento del axón (nervio) del sistema nervioso central in vivo, en parte a través de la secreción de un cóctel de factores de crecimiento.

“Descubrimos que este neutrófilo pro-regenerativo promueve la reparación en el nervio óptico y la médula espinal, lo que demuestra su relevancia en los compartimentos del SNC y las poblaciones neuronales. Una línea celular humana con características de neutrófilos inmaduros también exhibió capacidad neuro-regenerativa, lo que sugiere que nuestras observaciones podrían ser traducible a la clínica”, explica el primer autor, el doctor Andrew Sas, profesor asistente y científico médico del Departamento de Neurología del Estado de Ohio.

Potencia terapéutica

Los investigadores demostraron la potencia terapéutica del subconjunto de neutrófilos inmaduros inyectándolos en modelos experimentales con lesión por aplastamiento del nervio óptico o fibras nerviosas laceradas en la médula espinal. Los modelos inyectados con el nuevo subconjunto de neutrófilos, pero no con los neutrófilos maduros más típicos, desarrollaron nuevas fibras nerviosas.

“Trato a pacientes que tienen déficits neurológicos permanentes y tienen que lidiar con síntomas debilitantes todos los días. La posibilidad de revertir esos déficits y mejorar la calidad de vida de las personas con trastornos neurológicos es muy emocionante –reconoce el doctor Segal, quien también director del Instituto de Investigación en Neurociencia del Estado de Ohio–. Hay tanto que estamos aprendiendo en el banco que aún no se ha trasladado a la clínica, creo que hay un gran potencial para futuros avances médicos en nuestro campo”.

El siguiente paso es aprovechar esta célula y expandirla en un laboratorio para mejorar sus efectos curativos. Los investigadores esperan que estas células puedan luego inyectarse en los pacientes para mejorar la función y la movilidad y ralentizar o detener el deterioro neurológico progresivo.

“Nuestros hallazgos podrían conducir en última instancia al desarrollo de nuevas inmunoterapias que reviertan el daño del sistema nervioso central y restablezcan la función neurológica perdida en un espectro de enfermedades”, señala Sas.