Los fármacos dirigidos al gen MAGEA3 podrían ayudar a bloquear el crecimiento del carcinoma hepatocelular (CHC), el tipo más común de cáncer primario de hígado y una de las principales causas de muerte por cáncer en el país. Esta es una de las conclusiones de un nuevo estudio que analiza la genética de los tumores de CHC, publicado en la revista ‘PLOS Genetics’ por Augusto Villanueva, de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, y sus colegas.

En el nuevo estudio, Villanueva y sus colegas recogieron 44 biopsias de tumores de 12 pacientes con CHC. Los investigadores utilizaron la secuenciación del ARN para estudiar qué genes se expresaban más en las regiones de alto grado de un tumor en comparación con las regiones de bajo grado del mismo tumor.

Antígenos testiculares del cáncer

Una familia de genes, los antígenos testiculares del cáncer (CTA), se sobreexpresaba de forma recurrente en las regiones más agresivas de los tumores. Los CTA, la mayoría de los cuales se localizan en el cromosoma X, suelen expresarse en las células germinales masculinas de los testículos y se cree que desempeñan un papel en la espermatogénesis, así como en la protección de las células germinales frente a factores de estrés y muerte celular.

El equipo de Villanueva descubrió que los CTA, y especialmente el MAGEA3, se asocian a un mal pronóstico en los CHC. Además, cuando el grupo bloqueó la expresión de MAGEA3 en células aisladas de CHC, las células ya no pudieron proliferar y acabaron muriendo.

Cuando el grupo sobreexpresó MAGE3 en las células hepáticas de ratones propensos a padecer HCC, los animales murieron de cáncer más rápidamente.

«El estudio ha revelado el papel de los antígenos testiculares del cáncer, concretamente de MAGEA3, en la progresión del cáncer de hígado –añade Villanueva–. Demuestra cómo la inhibición selectiva de MAGEA3 tiene efectos antitumorales en modelos experimentales de esta enfermedad. En general, el estudio proporciona la prueba de principio para probar la inhibición de MAGEA3 en ensayos clínicos de fase temprana para pacientes con cáncer de hígado primario».