40 hospitales españoles han probado con éxito una nueva estrategia terapéutica para el cáncer de mama precoz más agresivo. Se trata del cáncer de mama triple negativo. Este es el de peor pronóstico, el más agresivo y difícil de tratar.

Los resultados de este trabajo se han publicado recientemente en The New England Journal of Medicine. Los mismos se han presentado en la sesión plenaria de la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Médica (ASCO). Se trata del estudio OlympiA. Este demuestra que la adyuvancia con olaparib, un fármaco dirigido, reduce en un 42 por ciento el riesgo de recaída en este cáncer de mama precoz.  En concreto, en pacientes con enfermedad localizada con mutaciones en los genes BRCA1 o BRCA2, de alto riesgo de recaída y HER2 negativo.

Olaparib está indicado en pacientes con cáncer de mama metastásico y determinadas alteraciones en los genes BRCA1 o BRCA2. No obstante, los resultados del estudio OlympiA avalan la ampliación de su indicación. Así se añade para pacientes diagnosticadas de un cáncer de mama localizado con alto riesgo de recaída.

Olaparib en el cáncer de mama precoz más agresivo

Añadir olaparib durante un año al tratamiento con quimioterapia, cirugía, radioterapia y tratamiento hormonal aporta una mejora estadística y clínicamente significativa. Específicamente en la supervivencia libre de enfermedad invasiva frente a placebo en el contexto del tratamiento adyuvante. Los resultados muestran que olaparib reduce el riesgo de recaída de este cáncer de mama precoz más agresivo. También de la aparición de segundos cánceres invasivos o de muerte por cualquier causa, en un 42 por ciento. A los tres años, el 85,9 por ciento  de las pacientes tratadas con olaparib frente al 77,1 por ciento con placebo seguían vivas y libres de cáncer de mama y de otro tipo de cánceres invasivos.

Este estudio internacional, en el que han participado 23 países, ha sido posible gracias a una alianza entre el ámbito académico y la industria farmacéutica. Los grupos cooperativos Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama y SOLTI, pertenecientes al Breast International Group (BIG), coordinador de la investigación, han reclutado a más de un centenar de pacientes. Esto supone cerca del 6 por ciento del total.