En el mundo, alrededor del 50% de los pacientes que se encuentran en Unidades de Cuidados Intensivos desarrolla Lesión Renal Aguda, misma con la que se ha demostrado que la Terapia Continua de Reemplazo Renal ayuda a disminuir el riesgo de una Enfermedad Crónica Renal.

Baxter, líder global en cuidado de la salud, introduce a México un innovador dispositivo para tratar la LRA, a través de la Terapia Continua de Remplazo Renal. Esto fue posible con un proceso de retroalimentación de 650 nefrólogos y médicos intensivistas de diferentes países, para simplificar su uso, optimizar la precisión del tratamiento y mejorar su eficiencia y desempeño.

Sistema de nueva generación

El doctor Alfonso Ramos, gerente Senior de Asuntos Médicos para Baxter México, Centroamérica y Caribe, precisa que la nueva generación de este sistema está diseñado para facilitar la configuración y administración de la TCRR y otras terapias de soporte orgánico.

En el equipo de enfermería, a automatizar tareas, y así, disminuir su carga de trabajo y su interacción con el dispositivo, ya que se ha creado más intuitivo y fácil de usar e interpretar, gracias a que en su monitor se muestran instrucciones simples, paso a paso.

Esta innovación contribuye a preservar la seguridad del paciente, debido a que tiene alarmas inteligentes que permiten monitorear la preparación y ejecución del tratamiento, y de esta forma, reducir el riesgo del error humano.

Lesión Renal Aguda y Terapia Continua de Remplazo Renal

A diferencia de la Enfermedad Crónica de los Riñones (ECR), la cual se produce lentamente, en un periodo prolongado, la LRA es un deterioro rápido y repentino de la capacidad de dichos órganos para cumplir sus funciones.

En pacientes hospitalizados puede presentarse hasta en 20% e incrementar hasta al 60% en quienes ingresan a la Unidad de Cuidados Intensivos, además se asocia con una mortalidad de entre el 50% y el 70%; sin embargo, las personas con LRA atendidas de forma oportuna pueden recuperar totalmente su función renal.

Abordaje de la Lesión Renal Aguda

La LRA puede abordarse con una TRR continua o intermitente, pero estudios indican que el 39% de los pacientes con LRA que se han realizado alguna modalidad de TIRR, necesitarán una terapia de sustitución renal al día 90 de tratamiento, mientras que solamente el 11% de los pacientes que reciben TCRR lo necesitarán.

La TCRR se puede realizar en pacientes críticos, con inestabilidad hemodinámica, por ejemplo, aquellos con un sistema circulatorio que no lleva un adecuado flujo de sangre a los tejidos, pues al llevarse a cabo de manera continua, durante las 24 horas, funciona con flujos sanguíneos bajos y permite una eliminación de líquidos controlada.

Las Terapias de Remplazo Renal y otras técnicas de purificación sanguínea en pacientes con COVID-19

En una investigación que se realizó entre marzo de 2020 a enero de 2021 en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, la LRA fue detectada en más del 35% de los pacientes con COVID-19 hospitalizados en áreas no críticas.

Los casos severos, el COVID-19 puede provocar tormentas de citoquinas, mismas que ocurren cuando altos niveles de mediadores inflamatorios circulan en la sangre como una reacción inmune al virus.

El dispositivo de Baxter para la TCRR se pueden colocar filtros que permiten llevar a cabo un tratamiento de Purificación Sanguínea Extracorpórea, y de esta forma, reducir significativamente los niveles séricos de la citoquina proinflamatoria IL-6.