Actualmente, organismos gubernamentales ya establecen directrices para el manejo de medicamentos peligrosos y la monitorización de superficies con la finalidad de prevenir la exposición ocupacional. Con el objetivo de avanzar en esta cuestión la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria ha presentado una nueva guía.

En el documento se han definido 10 recomendaciones estructuradas en ocho secciones. Se incluyen aspectos relacionados con los medicamentos a monitorizar; localizaciones a monitorizar; momento de la toma de muestras; determinación del riesgo y plan de muestreo; técnicas analíticas; umbrales de contaminación; plan de acción según los resultados del muestreo y descontaminación.

Cabe recordar que la exposición ocupacional a medicamentos peligrosos es un riesgo potencial para la salud de los trabajadores. Existe evidencia que demuestra la existencia de contaminación de superficies en el ámbito sanitario. Sin embargo, no es posible establecer una relación causal sólida entre la exposición ocupacional a estos medicamentos y los efectos nocivos asociados.

Expertos en medicamentos peligrosos

Esta nueva guía sobre medicamentos peligrosos de la SEFH ha sido presentada en formato webinar. En el mismo intervenía Olga Delgado, presidenta de la SEFH. “La monitorización permitirá determinar la presencia de medicamentos peligrosos y evaluar la eficacia del programa de manejo seguro de los mismos en los Servicios de Farmacia”, Por ello, la experta insistía en que “la evaluación debería incluir un estudio de la eficacia de los controles de ingeniería, de las prácticas laborales y de los procesos de limpieza”.

Cabe tener en cuenta que los medicamentos peligrosos que más habitualmente se eligen como marcadores de contaminación son: ciclofosfamida, 5-fluorouracilo, metotrexato, ifosfamida, gemcitabina, citarabina, derivados de platino, paclitaxel, doxorrubicina y etopósido fosfato. La ciclofosfamida es el fármaco más ampliamente monitorizado al ser un carcinógeno. De hecho, está reconocido por la International Agency for Research on Cancer (IARC) (grupo 1) y su capacidad de absorción vía transdérmica.