La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cientos de millones de personas se ven afectados por lesiones neurológicas, siendo estos la principal causa de discapacidad y la segunda causa principal de muerte. Algunos de los trastornos neurológicos más comunes son la epilepsia, el Alzheimer, los accidentes cerebrovasculares, la migraña, la esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson, infecciones neurológicas, tumores cerebrales, o traumatismos craneoencefálicos.

En México se estima que entre el 7 y 8% de la población es portador de algún trastorno neurológico y en promedio hay 8 personas con epilepsia por cada mil habitantes. El 70% de los afectados pueden vivir una vida activa y plena si reciben un diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuado.

Para las personas con afecciones neurológicas como la epilepsia, y la enfermedad de Parkinson, el diagnóstico es de una precisión fundamental para tratar de manera eficaz, porque lo que funciona para un paciente no necesariamente funciona para todos. Esto hace indispensable contar con mejores formas de guía por imágenes y dispositivos de intervención para un tratamiento y toma de decisiones efectivos.

Innovación

La necesidad de mejorar los diagnósticos enfocados y oportunos, así como la necesidad de conectar a los pacientes y a los proveedores de salud a través de la transformación digital son algunos de los retos más comunes que enfrentan las instituciones de salud en México.

Las áreas de diagnóstico y tratamiento representan el 70% de los costos de atención médica. Las innovadoras tecnologías de terapia guiada por imágenes ayudan a transformar la atención y optimizar las intervenciones en el tratamiento de diversas enfermedades.

Azurion

Philips, empresa líder en tecnología de la salud, presenta Azurion, una plataforma de terapia guiada por imágenes que ha sido pionera en la industria debido a su configuración. Permite transformar la forma en que se realizan los procedimientos médicos en el laboratorio de intervención, lo que facilita tratar a los pacientes con mayor exactitud y rapidez.

Rodrigo Fernández Pazos, líder de marketing empresarial de Terapia Guiada por Imagen de Philips México, destacó que “durante las intervenciones neurológicas, la meta es ver con claridad, y de manera simultánea controlar la seguridad de todos los participantes, por ejemplo, al navegar y tratar la patología del accidente cerebrovascular, los médicos necesitan poder visualizar la ubicación exacta del coágulo y evaluar si se puede llegar a él y cómo”.

La herramienta Azurion permite ver detalles de vasos intracraneales y respalda el desarrollo de nuevas técnicas mínimamente invasivas para tratar enfermedades complejas como los accidentes cerebrovasculares. Al ser el tiempo un aspecto crítico en el tratamiento del accidente cerebrovascular isquémico agudo y la obtención de imágenes de calidad en 2D y 3D es fundamental para la planificación precisa del tratamiento.

Visualización de aneurismas

En algunos dispositivos puede ser difícil la visualización de aneurismas cerebrales y esto puede alargar este tipo de intervenciones. Por ello, la excelencia que ofrecen las imágenes en 2D y 3D son más importantes que nunca, para guiar las decisiones de tratamiento y la ubicación del dispositivo, mientras se administra de manera eficiente la dosis de radiación.

La suite Philips Neuro de Azurion es la primera herramienta de intervención que visualiza patrones de flujo dentro del saco del aneurisma cuando se usa un dispositivo desviador de flujo. Esto se puede emplear para predecir la rotura y la coagulación después del despliegue del dispositivo.

Para obtener más información sobre las soluciones para procedimientos intervencionistas puede visitar el sitio https://www.philips.com.mx/healthcare/resources/landing/azurion.