Bristol Myers Squibb ha recibido propuesta favorable de financiación para Zeposia (ozanimod). Se trata de un nuevo medicamento indicado para el tratamiento de pacientes adultos con formas remitentes-recurrentes de EM con enfermedad activa. Este fármaco oral, de una sola toma al día, es un modulador de los receptores de la esfingosina 1-fosfato (selectivo de S1P1 y S1P5).

La aprobación de ozanimod se ha basado en datos de los estudios SUNBEA y RADIANCE parte B. Smbos son ensayos clínicos de fase 3 aleatorizados y con control activo. En los mismos participaron más de 2.600 pacientes en 150 centros de más de 20 países. Concretamente, en España 66 pacientes participaron en los ensayos realizados en 15 centros del país. La llegada de ozanimod a España refuerza el compromiso de la Compañía con las enfermedades inmunomediadas y representa un importante avance en el manejo de la enfermedad

Formas remitentes-recurrentes de EM

La esclerosis múltiple es una patología en la que el sistema inmune ataca la vaina protectora de mielina que recubre los nervios. Así, causa lesiones que dificultan la transmisión de las señales entre las neuronas. Esta interrupción de la comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo puede causar diferentes síntomas y recaídas en la enfermedad. Estas recaídas van seguidas de periodos de recuperación parcial o completa (remisiones). Es decir, formas remitentes-recurrentes de EM

En estos casos, los síntomas mejoran parcial o totalmente sin que se observe una progresión aparente de la enfermedad. Sin embargo, sigue avanzando el deterioro cognitivo. Aporta más datos Xavier Montalban, jefe del Servicio de Neurología en el Hospital Universitari Vall d’Hebron y director del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (CemCat). “Hasta un 80 por ciento de las personas con EM presenta una forma leve-moderada de la enfermedad. Por eso resulta tan importante encontrar soluciones que aporten una alta eficacia desde el inicio ofreciendo periodos de remisión duraderos y que protejan la función cognitiva de los pacientes. Es decir,  de tal forma que puedan seguir manteniendo una vida activa no solo físicamente sino también a nivel académico o profesional”.