E.P.- Una nueva técnica, desarrollada por especialistas de la University of California Davis en Sacramento (EE.UU.), permite a los radiólogos reducir la dosis de radiación que la tomografía computerizada emite, ajustando la dosis a la talla de los niños, según un nuevo estudio publicado en la edición de la revista Radiology.

Los autores del nuevo trabajo estudiaron imágenes de tomografías computerizadas adquiridas mediante pacientes pediátricos simulados, de varias estaturas y pesos, para determinar la mínima dosis de radiación que se puede conseguir sin reducir la calidad de la imagen.

Los investigadores hallaron que la dosis de radiación abdominal se podía reducir en un 80 por ciento (a partir del nivel estándar adulto), para niños con un diámetro abdominal de 12 centímetros, y en un 9 por ciento para aquellos con un diámetro abdominal de 25 centímetros.

Recientemente, la dosis de radiación administrada en tomografías computerizadas a los pacientes pediátricos se ha puesto en cuestión a medida que el incremento de aplicaciones médicas beneficiosas para los niños resultaba en una mayor exposición a las radiaciones.

La técnica resultante gracias al nuevo trabajo, proporciona una buena herramienta de diagnóstico, tanto de la cabeza como del cuerpo, mediante la tomografía computerizada para los pacientes pediátricos, de la infancia a la adolescencia.