APEXXNAR, la vacuna antineumocócica conjugada 20-valente (de Pfizer, ya está disponible en España. Está indicada para la prevención de la enfermedad neumocócica invasiva y la neumonía neumocócica causadas por 20 serotipos de la bacteria Streptococcus pneumoniae. De momento, solo en adultos mayores de 18 años.

“Esta vacuna ofrece una protección adicional mayor para pacientes mayores y con enfermedades crónicas al incluir en su composición 7 serotipos nuevos que no se encuentran en la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente. Con esta vacuna protegemos a un 70 por ciento de los afectados por neumonía neumocócica”. Así lo indicaba Isabel Jimeno, responsable del Grupo de Vacunas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Vacuna antineumocócica para 20 serotipos

En concreto, la nueva vacuna incluye protección para 20 serotipos. Este es el mayor número de serotipos causantes de enfermedad neumocócica, más que cualquier otra vacuna antineumocócica conjugada disponible. Estos, además, son responsables del 70 por ciento de las neumonías neumocócicas que requieren hospitalización en adultos en España.

Ángel Gil, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, ha destacado que el serotipo 8 incluido en la vacuna antineumocócica es el serotipo más frecuente en la enfermedad neumocócica invasiva del adulto en España. Además, ha señalado que la nueva vacuna incluye los serotipos causantes del 92 por ciento de todos los casos producidos por cepas de neumococo asociados a resistencias a antibióticos, concretamente las cefalosporinas.

Cabe recordar que la neumonía neumocócica es una enfermedad grave. Los grupos poblaciones más afectados por esta infección son los niños pequeños, las personas de 60-65 años o mayores. También aquellos que padecen alguna enfermedad que afecte a su sistema inmune (inmunodeprimidos), pacientes oncológicos, con VIH, pacientes trasplantados o pacientes con determinadas patologías crónicas como diabetes, EPOC, enfermedad cardiovascular, alcoholismo o tabaquismo.

Es por ello que, en numerosas ocasiones requiere la hospitalización del paciente, su ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Incluso, en alrededor del 8 por ciento de los casos el paciente fallece.