Científicos del Instituto de Inmunología de La Jolla (LJI), en Estados Unidos, han descubierto cómo una proteína clave llamada TWEAK daña las células de la piel de los pacientes con psoriasis. Sus hallazgos, realizados en modelos experimentales y con células cutáneas humanas, sugieren que actuar sobre esta proteína podría ayudar a controlar la enfermedad, según publican en la revista ‘Science Immunology’.

«Loa actuales tratamientos no reducen la enfermedad en un 100%, y no la curan –precisa el profesor del Instituto de Inmunología de La Jolla, Michael Croft–. Y si se retira a los pacientes de esos medicamentos, la enfermedad casi siempre vuelve a aparecer».

Implicación del queratinocito

Los hallazgos se basan en el trabajo previo del Laboratorio Croft que muestra que TWEAK puede interactuar con el tipo más común de célula de la piel, llamado queratinocito. Al investigar ratones deficientes en TWEAK, los investigadores descubrieron que TWEAK es un impulsor de la inflamación en un modelo de psoriasis.

El nuevo estudio demuestra que TWEAK no funciona sola. Al estudiar los queratinocitos humanos, los investigadores descubrieron que la TWEAK se une a otras dos proteínas, denominadas factor de necrosis tumoral (TNF) e interleucina-17 (IL-17), para desencadenar la inflamación. Este trío parece controlar la producción de moléculas inflamatorias y la expresión de otras proteínas asociadas a la inflamación en pacientes con psoriasis.

Aunque aún no se han realizado ensayos clínicos en humanos, Croft ve un futuro para los inhibidores de TWEAK como terapias para muchos tipos de enfermedades de la piel. «Creemos que TWEAK está implicado en la inflamación de la piel en general», añade Croft.