El aneurisma aórtico abdominal es una afección potencialmente mortal que consiste en una dilatación localizada y permanente de la aorta abdominal. Su prevalencia puede alcanzar el 4-7 por ciento de los varones de más de 65 años. Investigadores del CIBERCV, el CSIC y el IIB Sant Pau ha encontrado una nueva vía terapéutica para su prevención y tratamiento. En concreto han analizado la inhibición farmacológica de la enzima PDE4B, implicada en distintas enfermedades de componente infamatorio.

Es conocido que PDE4 es una diana terapéutica útil para el tratamiento de diversas afecciones inflamatorias. Sin embargo, ningún estudio había evaluado hasta el momento su validez en esta patología. El estudio se ha publicado en la revista Antioxidants.

Para confirmar el papel de PDE4 en esta enfermedad, los investigadores estudiaron la expresión de estas enzimas en modelos de ratón. En los mismos se indujo el aneurisma aórtico abdominal, así como en muestras de aneurismas humanos. En concreto, se analizó la implicación de dos variantes de esta familia, PDE4B y PDE4D, por su papel en la inflamación y el estrés oxidativo.

Los resultados mostraron que la presencia de PDE4B estaba muy incrementada en los animales seleccionados. También en las muestras humanas de aneurisma. De esta forma concluían su implicación en la patogénesis de esta enfermedad vascular.

Rolipram en aneurisma aórtico abdominal

Ante estos hallazgos, los investigadores pusieron a prueba la inhibición de PDE4B con la administración de rolipram. Este es un fármaco inhibidor de las enzimas PDE4. El rolipram aplicado en ratones con aneurisma aórtico abdominal consiguió limitar el crecimiento del diámetro aórtico. Además, redujo la incidencia y la gravedad del aneurisma.

Los resultados sugieren que el bloqueo selectivo de la actividad de PDE4 podría ser también una estrategia terapéutica prometedora. También para múltiples patologías vasculares con un componente inflamatorio. Estas irían desde el aneurisma aórtico abdominal hasta la aterosclerosis, la reestenosis y la trombosis venosa.