La explosión de contagios por coronavirus en esta sexta ola ha ocasionado una avalancha de bajas laborales. La carga burocrática que suponen la mismas,  está saturando la Atención Primaria. Ante esta situación siete comunidades han elaborado sus propias estrategias autonómicas al respecto. En concreto, es el caso de Andalucía, Asturias, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Galicia y Murcia.

Diferentes estrategias autonómicas

Respecto a las estrategias autonómicas, cada una ha tomado sus propias iniciativas. En Andalucía, desde el pasado 30 de diciembre de 2021, se inició la posibilidad de realizar las gestiones para la petición de la baja a través de la aplicación de móvil gratuita Salud Responde. En Asturias serán los equipos de inspección del Servicio de Salud del Principado (Sespa) los que pondrán en marcha un nuevo procedimiento para la tramitación de las bajas y altas laborales para casos confirmados de Covid-19. De este modo, a partir de este miércoles, los equipos de inspección se encargarán de realizar este trámite.

En Cataluña las personas que tramiten la baja laboral por Covid-19 recibirán de forma automática el alta laboral pero diferida a siete días. El objetivo es liberar, así, la carga de los centros de atención primaria. También la Comunidad de Madrid ha propuesto al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) que los médicos puedan emitir los partes de baja y alta laboral a la vez para los enfermos de COVID-19 asintomáticos con test positivo, con el fin de reducir a la mitad los trámites administrativos.

Por su parte, en la Comunidad Valenciana los médicos de familia podrán tramitar en un mismo acto el diagnóstico Covid, la baja laboral y el alta. Esta será efectiva de forma automática a la semana si el paciente ya no presenta síntomas.

En Murcia, las altas por Covid-19 se darán a los siete días automáticamente, salvo situaciones sanitarias excepcionales. De esta manera, el médico de Atención Primaria asume solo un acto con el que se genera la baja del paciente. La Inspección de Servicios Sanitarios emitirá de forma automática el alta a los siete días, sin necesidad de acudir al médico. Finalmente, en Galicia la Xunta ve "posible" la solución de automatizar las altas, pero considera que la medida debe ser "homogénea" para todo el Estado.