Nuevas indicaciones de lorlatinib para CPNM avanzado. Este fármaco, comercializado por Pfizer como Lorviqua, ya está disponible en España para el tratamiento de pacientes adultos con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) avanzado positivo para la quinasa del linfoma anaplásico (ALK) cuya enfermedad ha progresado tras recibir alectinib o ceritinib como primer tratamiento con un inhibidor de la tirosina quinasa (TKI) ALK; o crizotinib y al menos otro TKI ALK. El CPNM representa el 80-85 por ciento de los cánceres de pulmón. De estos, los tumores ALK positivos suponen alrededor del 3-5 por ciento de los casos.

Lorlatinib es un inhibidor de ALK de tercera generación que ha sido desarrollado específicamente para abordar necesidades médicas no cubiertas, como son la progresión a nivel del SNC y la aparición de mutaciones de resistencia de ALK; como una de las opciones terapéuticas más avanzadas para el tratamiento de esta patología.

Esta innovación terapéutica ha sido analizada por Mariano Provencio, jefe de Servicio de Oncología en el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid y presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP). Según ha indicado, “existe una necesidad médica para los pacientes con CPNM ALK positivo que recaen tras tratamiento con un ITK de segunda generación, debido a la aparición de mutaciones de resistencia a los medicamentos existentes para tratar esta enfermedad y a alta incidencia de aparición de metástasis cerebrales en el transcurso del tratamiento del CPNM ALK+”.

“En este sentido, lorlatinib abre un abanico de posibilidades sin precedentes en la práctica clínica. Se trata de un inhibidor de ALK de tercera generación desarrollado específicamente para abordar estas necesidades”, ha añadido Mariano Provencio.

Lorlatinib para CPNM avanzado

La aprobación de la Comisión Europea ha tenido el respaldo de los resultados de un estudio clínico B7461001 de Fase 1 y 2 no aleatorio, con escalada de dosis y estimación de la actividad, de cohorte múltiple y multicéntrico. Mostró los resultados de la administración de Lorviqua en un total de 139 pacientes con CPNM ALK-positivo previamente tratados con al menos un inhibidor de ALK de segunda generación.

En estos pacientes, la tasa de respuesta global representa un 42,9 por ciento en aquellos pacientes tratados previamente con un inhibidor de ALK. El porcentaje alcanza un 39,6 por ciento en las personas tratadas previamente con dos o más inhibidores. Un 67 por ciento de los pacientes presentaba metástasis cerebrales. En estos casos, «lorlatinib demostró respuestas antitumorales rápidas, profundas y duraderas como tratamiento de segunda línea y posteriores en pacientes que recibieron un ALK TKI previo de segunda generación», según ha informado Pfizer.

Respecto al perfil de seguridad, lorlatinib, en general, bien tolerado, tiene un perfil de seguridad manejable con reducciones de dosis y reacciones adversas en su mayoría G1-G2.  Cecilia Guzmán, directora médica de la Unidad de Oncología de Pfizer España, ha reseñado que “la disponibilidad de lorlatinib supone un gran avance en el abordaje del cáncer de pulmón no microcítico con traslocación ALK”. “En Pfizer llevamos años dedicándonos a la investigación y al desarrollo de estas moléculas, y su disponibilidad en España significa que nuestro trabajo se trasladará al día a día de los pacientes, mejorando su pronóstico», añade.