Una vez iniciada la campaña de vacunación de la gripe en los diferentes servicios de salud, Satse ha constatado que nueve autonomías siguen sin acreditar a sus enfermeras. Se trata de Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Galicia, La Rioja, Madrid y Murcia. Todo ello transcurridos dos años desde la entrada en vigor del Real Decreto de prescripción enfermera.

Satse subraya que, en el caso de Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha Extremadura y La Rioja se cuenta, al menos, con un borrador de la regulación para las enfermeras. No es así en Galicia, Castilla y León, Madrid y Ceuta y Melilla. En Murcia, hay un compromiso expreso de su presidente de hacer realidad esta acreditación en un corto plazo de tiempo.

“Es absolutamente incomprensible, y muy criticable”, critican desde el sindicato. “Hablamos de prácticamente copiar un texto en un documento de tres folios, ni más ni menos”.

Las enfermeras de la Comunidad de Madrid

La organización sindical incide en que este año la campaña de vacunación de la gripe coincide con la segunda oleada de COVID-19. Esto supone “una situación especialmente difícil que requiere que no haya ninguna barrera u obstáculo burocrático o administrativo que empeore las cosas”. No solo durante la campaña de la gripe sino cuando se tenga que producir la de  la COVID-19

Satse considera “especialmente grave” el caso de la falta de acreditación a las enfermeras en la Comunidad de Madrid. En concreto, teniendo en cuenta difícil situación que está atravesando por la expansión del coronavirus. También por la “nula capacidad de respuesta y reacción” de su presidenta y el consejero de Sanidad para resolver el problema. Un problema  que “puede verse agravado sustancialmente ante la aparición de la gripe y el periodo de vacunación previo que requieren y necesitan los ciudadanos”.