Un nuevo y amplio estudio publicado en versión preprint por investigadores de Israel sugiere que la tercera dosis de Pfizer reduciría en 11,4 veces el riesgo relativo de infección por COVID-19, y en más de 10 el de enfermedad grave inducido por la variante Delta.

Los investigadores han publicado estos datos provisionales de las terceras dosis de vacunas de Pfizer y la reducción del riesgo de infección o de enfermedad grave en personas de 60 años o más, que habían recibido la pauta completa de vacunación al menos cinco meses antes.

Para llevar a cabo el estudio, se realizó el seguimiento de 1.144.690 personas desde el 30 de julio hasta el 22 de agosto de 2021. Se midieron los resultados a partir del día 12 de la recepción de la dosis de refuerzo de la vacuna.

Eficacia de la tercera dosis de la vacuna de Pfizer

Los resultados del estudio indican un descenso de 11,4 veces en el riesgo relativo de infecciones de COVID-19 confirmadas. También una disminución de más de 10 en el riesgo relativo de padecer la enfermedad de manera grave.

Los investigadores explican, además, que la probabilidad de que una persona vacunada con la dosis de refuerzo sea susceptible a una infección desciende hasta el 5% aproximadamente en relación a las personas no vacunadas.

Los investigadores concluyen que su estudio demuestra la eficacia de la tercera dosis de la vacuna tanto para reducir la transmisión como la enfermedad grave. Además, indica el gran potencial de reducir el resurgimiento de la variante Delta mediante inyecciones de refuerzo.