Investigadores estadounidenses han presentado en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI2022) el tercer caso conocido de remisión del VIH. Se ha dado en una mujer que recibió un trasplante de células madre de la sangre del cordón umbilical para tratar la leucemia mieloide aguda.

La mujer no ha tenido niveles detectables de VIH durante 14 meses a pesar de la interrupción de la terapia antirretroviral (TAR). Así lo han señalado los investigadores del estudio observacional P1107 de la Red Internacional de Ensayos Clínicos sobre el SIDA en Adolescentes y Pediatría Materna (IMPAACT). El equipo ha estado dirigido por Yvonne Bryson de la Universidad de California en Los Ángeles, y Deborah Persaud de la Universidad Johns Hopkins, Baltimore.

El estudio IMPAACT P1107 comenzó en 2015 y es un estudio observacional realizado en EEUU diseñado para describir los resultados de hasta 25 participantes que viven con el VIH y que se sometieron a un trasplante de células madre de sangre de cordón umbilical CCR5A32/A32 para el tratamiento del cáncer, enfermedades hematopoyéticas u otra enfermedad subyacente.

Sistema inmunitario resistente al VIH

Como resultado de la mutación genética CCR5A32/A32, las células faltantes carecen de correceptores CCR5, que es lo que utiliza el VIH para infectarlas. Al eliminar las células inmunitarias cancerosas a través de la quimioterapia y luego trasplantar células madre con la mutación genética CCR5, los científicos teorizan que las personas con VIH desarrollan un sistema inmunitario resistente al VIH.

El caso descrito en la reunión involucra a una mujer de ascendencia mestiza que había estado en tratamiento antirretroviral por infección por VIH durante cuatro años en el momento de su diagnóstico de leucemia mieloide aguda. Logró la remisión de esta después de la quimioterapia.

Trasplante de células madre de sangre de cordón umbilical

Antes de recibir el trasplante de células madre, el VIH del participante estaba bien controlado pero era detectable. En 2017, recibió un trasplante de células madre de sangre de cordón umbilical CCR5A32/A32 complementadas con células adultas de un familiar (llamadas haplocélulas).

Después de recibir el trasplante, injertó 100% de células de sangre del cordón umbilical en el día 100 y no tenía VIH detectable. A los 37 meses del trasplante, el paciente interrumpió el TAR. Según el equipo de estudio, no se detectó el VIH en la participante durante 14 meses, excepto por una detección transitoria de trazas de ADN del VIH en las células sanguíneas de la mujer 14 semanas después de suspender el TAR. Las células haplo solo se injertaron transitoriamente y contribuyeron a una recuperación rápida.

Dos casos previos

La remisión del VIH resultante de un trasplante de células madre se había observado previamente en dos casos. El primero, conocido como el ‘paciente de Berlín’ (un hombre caucásico), experimentó una remisión del VIH durante 12 años y se consideró curado del VIH. Murió de leucemia en septiembre de 2020. Y el segundo fue el ‘paciente de Londres’ (un hombre latino) que ha estado en remisión del VIH durante más de 30 meses.

Este tercer caso de remisión del VIH sugiere que se debe considerar el trasplante de células madre del cordón umbilical CCRA5/A32 para lograr la remisión del VIH y la cura para las personas que viven con sida y que requieren dicho trasplante para otras enfermedades, según el equipo del estudio.